(Des)Arraigos, (Des)Apegos

Costo…, pero lo hicimos.
El Puerto no me quería dejar ir.
El auto en pana de batería (a la vuelta).
Una hora empujándolo en subida para despues soltarlo en bajada, para empujarlo en subida nuevamente cual Sísifo automotriz.
Luego un cambio de transito, una vuelta mal hecha y otra vez donde mismo.
Via alternativa, Lusitania, cerrado.
Vuelta.
Al fin, salimos.
Pasamos el primer túnel, un cigarro, definitivamente fuera de la quinta región.

Y es que es heavy porque el puerto echó raíces en mi, así como yo en él.

Hace años -muchos años- un amigo (de esos años de novicio estudiante de filosofía) me decía: “es bueno el desarraigo”; y yo aunque intelectualmente incomodo, en secreto, vivencialmente, estaba de acuerdo con él.

Y es que el desapego -incluso de mi mismo- siempre me ha parecido condición de libertad (carísima para mi).
El vivir sin bajar anclas.
Siempre de nuevo.
Desde el principio…

El pasar como las hormigas…, sin dejar huella.

Y eso…, en todo.

Aun en el caso de la filosofía.
El pensar desde los margenes; desde ese lugar que no se puede hacer institución…
(convicción que me ha llevado a rechazar incluso las proposiciones más ridiculamente ventajosas)

Las parejas, ya son otra cosa…; la lógica no es muy distinta.
Sin embargo…, me enamore.

Y -también- sin embargo, el puerto echó raices en mi.
Claro, tengo que seguir yendo; voy a ir de nuevo, regularmente.
Pero no puedo negar que me acostumbre al olor a pescado, al clima cálido, a los cerros, incluso a Viña.

Que se convirtio en uno de esos lugares que uno ama y al que inevitablente termina volviendo.
¿Hoy? ¿Mañana? ¿En diez años más? Sólo el tiempo lo dira.

No hay arrepéntimiento, se por que lo hago, y se que es lo mejor.
Pero la nostalgia esta vez tiene un objeto.
Y es un objeto que sabe a mar.

Alqáno
Un beso en la oscuridad

Anuncios

3 comentarios

  1. El camino es….
    ¿lo que has dejado atrás?
    ¿o lo que tienes por delante?

    Lo que te define es…
    ¿lo que has sido antes de hoy?
    ¿o lo que buscas ser después de mañana?

    ¿Somos las esperanzas del porvenir
    o las nostalgias de lo que nos ha dejado?

    preguntate hermano…

    El Carnicero de Rostov

  2. Quizás son los sonidos las cargas históricas. No me gusta la idea del arraigo porque como dijiste en el Nuria, solo dan posibilidades de crecimiento hacia los lados. No hay movimiento. Quizás el punto no es el arraigo, es la certeza… la cual debería ser posible de mover…
    viajamos?
    un beso polimórfico… muacks.!

    PS: las hormigas si dejan huellas… no te lo pasaron en biología? eso del olor? la hormiga? que cuando los duendes las cuentan se mueren? que tienen nombres horribles segun Miguelito?

  3. Tan sólo dos preguntas… conducen a los que regresan a casa. Las suficientes para saberse en viaje.. K.M
    Arraigar o des-arraigar en realidad no sé cual sea la diferencia. Porque el arraigo -y quizá todo lo demás- no es una condición esceptiva estática, creo que siempre es preferible evitar las profilácticas de la palabra y sus concepciones.
    Arraigar suena demasiado parecido a Arragar tb las pilchas, así que no deben ser tan distintas.
    Saludos.
    Ah loco leete a http://poiquilotermo.blogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: