Pura incomodidad

En el fondo quizá todo sea Metáfora. Incluso la Muerte.
Esa que nos silva en los oídos y que nos sacamos con recetas de abuelita…

¿Cómo fijar el archivo? Discutíamos hace tiempo a propósito de un caso de Freud?
El niño es violentado pero aún no tiene conciencia, luego –ya mayor- sueña y revive la experiencia y desarrolla el trauma. Pero… ¿Cuándo desarrolla el trauma? ¿Cuándo es violentado? ¿Cuándo lo revive? ¿Cuándo el psicoanalista hace la lectura?

Y el mismo problema tenemos con nuestra historia.
¿Cuándo nos suceden las cosas? ¿Nos suceden? Quizá no se trate sino de puro relato.
Nuestra historia también; escuchaba a Marc Ferro  (claro que él va para otro lado) hablar sobre los silencios de la historia, de como cada vez, cada sector selecciona y silencia eventos para configurar su propia historia.

A lo mejor al final no somos más que una serie de relatos, de puntos de vista, de aproximaciones. Al final podemos ser disueltos en diferentes diferenciales de lectura, podemos ser codificados -en moda, preferencias, ideología, etc.- e igualmente podemos ser de-codificados, re-codificados. Es cierto, la relación no va en una sola dirección, pero el punto no es ese.

El punto es:
¿qué somos?…

¿Y cuando apostamos por el cuerpo?
¿Qué es eso que llamamos cuerpo?
¿Dónde termina?
¿Aquí?
¿En la yema de mis dedos?
¿En esa periferia que llamamos piel?
¿O más allá?

Es decir, si mi cuerpo es mi vinculo regio con el mundo, este teclado que tengo frente a mi, puede ser con propiedad, llamado cuerpo, y no sólo el teclado sino el flujo de electrones e incluso la pantalla del que esto lee. Y a la inversa también.

Pero si el cuerpo es factor de individuación, entonces, no hay cuerpo; sólo hay lectura o lecto-escritura o pura habla que se habla a sí misma…

Es decir…; ¿qué somos?
No se, pura incomodidad.


Alqáno
Un beso en la oscuridad

Anuncios

5 comentarios

  1. el cuerpo es lo qeu siempre a-soma

  2. Muy interesantes conceptos… Hablando de que nuestra historia son puros relatos, puedo contarte que yo sentí así hace tiempo, así que al iniciar mi bitácora conjunté los tiempos y así las cosas me sucedían mientras acontecían y mientras las contaba y de algún modo, eliminaba dudas sobre lo que planteas.

    Saludos 🙂

  3. donde está el cuerpo?
    donde está lo q somos?

    ni idea.. no hay límites en la piel, eso es pura comodidad de límites.. no hay cosa más viscosa q la piel. Como dijiste una vez, todo roce implica desgaste.

    me aventuro a señalar coordenadas.
    Estamos por ahi, donde desde el cuerpo nos hacemos cargo del relato. Lo asumimos y lo violentamos transformandolo en herramienta de ¿auto?configuración.

  4. Buenos textos, bueno el blog, regresare seguramente. Gracias!

  5. Gueon, manda el teeextooooo!!!!!!!!!
    Lucianov

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: