Myanmar: Torturas y malos tratos

En la página de la RED DE ACCIONES URGENTES de AMNISTÍA INTERNACIONAL

Myanmar: Torturas y malos tratos
Htay Kywe de 39 años, Mie Mie de 35 años, Aung Thu de 43 años y otros dos activistas

Seis personas, entre ellas los destacados activistas Htay Kywe, Mie Mie y Aung Thu, fueron detenidas a primeras horas del 13 de octubre en la ciudad de Yangón en la represión que continúan ejerciendo las autoridades militares.

Se cree que los tres son los últimos miembros destacados del grupo de Estudiantes de la Generación de 1988 que seguían en libertad. No hay información sobre el lugar donde están detenidos. A Amnistía Internacional le preocupa seriamente la seguridad de los seis, que corren grave peligro de ser torturados y maltratados.

Según informes de un testigo presencial, unos 70 miembros de las fuerzas de seguridad asaltaron la casa donde los seis estaban escondidos. Junto con Htay Kywe, Mie Mie y Aung Thu, fueron detenidos otros dos miembros del grupo de Estudiantes de la Generación de 1988 y el propietario de la casa. Según los informes, Htay Kywe tiene problemas de salud.

Htay Kywe, Mie Mie y Aung Thu participaron en las primeras marchas de protesta de agosto, pero pronto tuvieron que esconderse cuando las autoridades iniciaron la persecución de quienes consideraban líderes de las protestas, en particular Htay Kywe. El 21 de agosto, 13 activistas clave del grupo de Estudiantes de la Generación de 1988 fueron detenidos en una operación relámpago.

Poco antes de ser detenido, Htay Kywe declaró desde el lugar donde estaba escondido: “La comunidad internacional debe expresar claramente su repulsa para evitar nuevas violaciones”. También pidió “a la comunidad internacional que ayude todo lo posible” para evitar más violaciones.

El hecho de que no hayan cesado las detenciones contradice las promesas formuladas esta semana por las autoridades de Myanmar de cooperar con la ONU. El 11 de octubre, el Consejo de Seguridad de la ONU deploró enérgicamente la violenta represión y subrayó la importancia de que se pusiera en libertad sin demora a todos los presos y presas políticos.

Htay Kywe, Mie Mie y Aung Thu han sido encarcelados anteriormente por su activismo pacífico en favor de los derechos humanos y la democracia. Htay Kywe fue uno de los dirigentes de las protestas que hubo en todo el país contra el régimen militar en 1988. Fue condenado a 15 años de cárcel en 1991 en aplicación de unas disposiciones de seguridad aplastantes que a menudo se utilizaban para criminalizar la disidencia pacífica, como la Ley sobre Disposiciones de Excepción, de 1950. Su pena fue conmutada más tarde por otra de 10 años, pero, en virtud de la Ley de Protección del Estado de 1975, siguió recluido más de tras años después de cumplir su condena, en 2001.

Mie Mie también fue una de las dirigentes de las protestas de 1988, cuando aún era una estudiante de secundaria, miembro de la Federación Pan-Birmana de Sindicatos de Estudiantes y del Partido Democrático para una Nueva Sociedad. En 1989 estuvo detenida cuatro meses por sus actividades políticas. Durante las grandes manifestaciones estudiantiles de 1996, fue detenida y condenada a siete años de cárcel.

Aung Thu fue detenido por primera vez en marzo de 1988. Detenido de nuevo en 1990, fue condenado a cinco años de cárcel.

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA
Las manifestaciones pacíficas comenzaron en agosto en respuesta a las fuertes subidas del precio de los carburantes. Se iniciaron con pequeñas marchas de protesta, aparentemente espontáneas, y fueron creciendo tanto en afluencia de personas como en número. Los manifestantes ya no sólo pedían la bajada de los precios de productos básicos, sino también la puesta en libertad de los presos políticos y el inicio de un proceso de reconciliación nacional para resolver las hondas divisiones políticas.

Para Amnistía Internacional es desde hace tiempo motivo de preocupación la privación de derechos básicos que sufren las personas que están bajo custodia en Myanmar. Con frecuencia se detiene a la gente sin la correspondiente orden judicial y se la recluye en régimen de incomunicación. La tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes son habituales durante la prisión preventiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: