Arabia Saudita: Torturas y malos tratos

En la página de Acciones Urgentes de Amnistía Internacional :

Arabia Saudita: Torturas y malos tratos
ARABIA SAUDÍ Mujer de 19 años (se ignora el nombre)

El 15 de noviembre, un tribunal del este de Arabia Saudí revisó las condenas impuestas a una mujer de 19 años, conocida como “la muchacha de Al Qatif”, y a su compañero tras haber impugnado ella y su abogado la sentencia. Ambos habían sido declarados culpables en 2006 de un delito tipificado en la ley islámica conocido como Khilwa: estar a solas y en privado con una persona del sexo opuesto que no es familiar directo. La condena original de 90 latigazos se ha aumentado a 200 y a seis meses de prisión.

En 2006, poco después de reunirse la mujer con el hombre, una banda de siete individuos los había secuestrado, amenazándolos con un cuchillo. El hombre fue agredido por la banda, que lo dejó luego en libertad. La mujer, en cambio, fue violada por los componentes de la banda, a los que se declaró culpables de secuestro y violación en noviembre de 2006.

Cuatro de los miembros de la banda fueron condenados en ese momento a entre uno y cinco años de prisión, así como a recibir de 80 a 1.000 latigazos. Según informes, los otros tres se entregaron antes de final del juicio. A los siete se les ha aumentado recientemente también la pena de prisión a entre dos y nueve años.

La condena de la mujer después de haber sido violada causó conmoción y enojo entre los activistas de los derechos humanos, así como entre la población en general de Arabia Saudí. Asimismo, dio lugar en el país a un inusitado debate sobre las incoherencias del sistema judicial y sobre el hecho de que no refleje la gravedad de los delitos cometidos contra la mujer. Amnistía Internacional ha destacado anteriormente tales fallos, incluido el interrogatorio y juicio de mujeres por cuestiones delicadas y privadas por equipos de interrogadores y jueces todos los cuales son hombres. La organización cree que la existencia del delito de Khilwa es incompatible con las normas internacionales de derechos humanos, en particular con el derecho de las personas a la intimidad, y que las condenas impuestas en tal caso deben ser declaradas nulas.

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA

La pena de flagelación es obligatoria en Arabia Saudí por diversos delitos, incluidos los de naturaleza sexual, y, a discreción de los jueces, puede imponerse también además de otras penas o en lugar de ellas. Pueden aplicarse desde decenas hasta miles de latigazos, normalmente por tandas, en intervalos de entre dos semanas y un mes.

Comentando la cuestión de la imposición de castigos corporales como la flagelación, el relator especial de la ONU sobre la tortura ha manifestado que es incompatible con la prohibición de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. En particular la imposición de gran número de latigazos, como en estos casos, constituye un incumplimiento de la prohibición de la tortura. La prohibición de la tortura y los tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes es absoluta según el derecho internacional y se considera derecho consuetudinario internacional. Como Estado Parte en la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, Arabia Saudí incumple, al imponer la pena de flagelación, las obligaciones que ha contraído en virtud de este tratado, además de violar el derecho consuetudinario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: