ISHAVASYA UPANISHAD

Siguiendo una tradición de mi amigo Focus, a quien le gusta subir textos completos a su blog, pero añadiéndole la diferencial de la brutalidad, comienzo la mamotrética tarea de subir los Upanishad a mi blog, claro que lo voy a hacer a medida que los vaya encontrando.

Osho dice de este Upanishad: Este Upanishad en el que nos adentramos hoy es el más corto —puede ser escrito en una postal— y no obstante es el más excelso documento que existe. En toda la historia de la Humanidad no hay otra escritura de una luminosidad, de una profundidad equiparable. El nombre de este Upanishad es: Isha Upanishad.

 

Ishavasya Upanishad

(El Señor interno)

 

 

 

AUM

Eso es el Todo,

Esto es el Todo

El Todo emerge del Todo;

el Todo surge del Todo y aún así,

es la Totalidad.

Todas las cosas de este mundo,

orgánicas e inorgánicas,

están llenas de Dios.

Disfrútalas renunciando a ellas.

Mantente desapegado;

no desees las riquezas de los demás

porque para una persona como tú,

que desea vivir cien años

inmerso en las actividades del mundo

mientras cree ser “el que las hace”,

no hay más camino que éste:

el camino del vivir sin ser manchado

por tus acciones

 

Los asuras, los demonios,

son aquellos que se hallan envueltos

en la oscuridad del conocimiento de sí mismos.

Los que matan al Yo

se dirigen tras la muerte al mundo de los asuras.

 

Ese elemento espiritual supremo,

-el atman-

es inalterable por naturaleza y

más rápido que la mente.

Los sentidos no pueden alcanzarle, porque les precede a todos.

En su quietud, sobrepasa todo lo que tiene movimiento.

Solamente en su presencia,

gobierna el aire todas las actividades de los seres vivientes.

 

El elemento espiritual supremo

es móvil pero también inmóvil.

Está lejano y también cercano.

Se oculta en todo

y también se encuentra en el exterior de todo.

 

Aquél que ve en sí mismo

el mundo entero de objetos animados e inanimados

y el que también se ve a sí mismo

en todos los objetos animados e inanimados,

no odia a nadie.

 

¿Qué pesar o apego

puede haber para un alma realizada,

para un hombre de sabiduría,

si todos los objetos del mundo, animados e inanimados,

se han convertido en él mismo,

si ve la unidad dondequiera que dirija su mirada?

 

Todo lo permea,

es lo más puro,

no tiene cuerpo,

es indestructible,

no tiene tendones,

es inmaculado,

sin pecado,

lo ve todo,

lo sabe todo,

es lo mejor de lo mejor,

y se ha generado a sí mismo.

 

Aquellos que siguen el camino de la ignorancia,

se adentran en la oscuridad;

aquellos que se absorben en el conocimiento,

se adentran en una oscuridad aún mayor.

 

Mediante vidya, dicen,

se obtiene un resultado,

y mediante avidya, otro.

Así lo hemos escuchado de los sabios

que nos lo han explicado.

Aquél que conoce ambos, vidya y avidya,

mediante avidya supera la muerte y

mediante vidya, experiencia la inmortalidad.

 

Aquellos que están absortos en la satisfacción

de la prakriti -la naturaleza manifiesta-

entran en la oscuridad;

aquellos que están absortos en la satisfacción

de la prakriti oculta -la naturaleza inmanifestada-

entran en una oscuridad aún mayor.

 

Se ha recalcado que los frutos

obtenidos al rendir culto al Brahma manifestado

son distintos de los obtenidos

mediante la reverenciación de Brahma inmanifestado.

Lo hemos escuchado de los sabios

que lo sabían y nos lo explicaron.

 

Aquél que conoce al Brahma inmanifestado

y al mismo tiempo al Brahma manifiesto,

habiendo superado la muerte mediante el culto al Brahma manifiesto,

alcanza la inmortalidad mediante el culto al Brahma inmanifestado.

 

El rostro de ese Brahma,

sentado en medio de la refulgente luz,

se encuentra cubierto con una cortina de oro.

¡Oh, Señor!

Apártala para que yo, buscador de la Verdad,

pueda alcanzar lo Supremo.

 

¡Oh, Sol

que nutres y sostienes el mundo!

¡Oh solitario viajero del cielo!

¡Oh Yama, oh Sol, oh Sol de Brahma!

Te suplico retires tus rayos.

veo tu aspecto, pleno de gracia y bondad.

Yo soy aquél que está sentado en el círculo de los soles.

Deja que ahora mi espíritu encuentre al Absoluto

que lo permea todo a través del aire vital,

y deja que mi cuerpo quede reducido a cenizas.

¡Oh mente llena de ego y deseo!

recuerda ahora tus pasadas acciones,

recuerda lo que has hecho.

¡Oh Fuego!

Condúcenos por el camino correcto.

¡Oh Dios,

conocedor de todo conocimiento

y de toda acción!

Destruye nuestros falsos pecados.

Nos postramos ante ti infinidad de veces.

 

AUM.

Eso es perfecto

y eso es pefecto,

porque solamente la perfección nace de la perfección.

Y cuando de lo perfecto

tomamos lo perfecto -¡date cuenta!-

lo restante es perfecto.

 

AUM,

Paz,paz,paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: