Espejos

Benazir Bhuto Fue asesinada en Pakistán y el país estalló en llamas…
El atentado donde murieron otras 20 personas, se lo atribuyó Al-Qaeda.

El tema es que no me interesa lo de Bhutto, ¡ya! está bien; fue un gran golpe a la democracia…
Y sobre Musharaff ya he escrito en este blog.

El tema es Al-Qaeda y como sirve como excusa para todo; no estoy diciendo que ellos no hayan matado a Benazir Bhutto (eso no lo se) lo que digo, es que es tremendamente conveniente que hayan sido ellos.
Lo que digo es que el juego del poder es un juego de espejos y nunca sabemos quien esta detrás.

Ahora, y arriesgo que Johan me acuse de reaccionario (como a él le divierte hacerlo), hay que hacerse una pregunta…
Pensando en Platón y el Mito de la Caverna…; en el mito, los encadenados no sólo no conocen la Luz del Sol, sino que tampoco quieren conocerla. Y el Filósofo que desciende a traer la “verdad”, es descreído. Y como sabemos por Pitágoras, Sócrates y tantos otros; asesinado.

Si pensamos la relación con el Poder Político desde este lugar, tenemos que aquellos que “efectivamente conocen” (que son pocos) no sólo se enfrentan a una cultura de las sombras, sino que también al riesgo -bastante- concreto de ser linchados por atentar contra la “moral” y “cultura” de la caverna… (la mayoría estupidizada).

Hamlet es es un buen ejemplo de esto, todo ocurre en pasillos, tras cortinas: y a luz de día, el príncipe está loco…
Pero es el más cuerdo de todos.

¿Pero -por esto- podemos suponer viable la explicitación de toda lógica política?
Si después de todo el tema es el Poder, no la Moral (otro espejo más) o asuntos de carácter epistemológico.

Claro está, han habido grandes desmitificadores: Maquiavelo, Nietzsche, Lenin… Y todos, desde el Poder -que controla los espejismos- han sido estigmatizados como encarnaciones del Mal, la Enfermedad Moral, el Caos…
(y ha sido un error de los “revolucionarios” limpiarse la imagen; no somos los buenos, no debemos serlo, si queremos ganar)

Lenin aconsejaba, no fijarse tanto en argumentaciones; sino en preguntarse de frente: ¿A quién le sirve?

Y esa es una muy buena pregunta, no sólo para el caso Bhutto…
¿A quién le sirve Al-Qaeda?
Ciertamente no a Al-Qaeda…

Yo he escrito otras veces aquí de Bush, como el Gran Oligofrénico de Washington. Pero la verdad no creo que lo sea…, nadie es tan transparente en la bestialidad, como forma de hacerla pasar desapercibida, como para ser tonto.
Por lo demás si de verdad lo es…, eso no es un problema, pues basta que sean inteligentes quienes le firman el cheque (que son los verdaderamente peligros).

No se vea en esto una Teoría de la Conspiración; porque no lo es.
Como dije más arriva, el Poder demuestra su efectividad cubriéndose con un velo de transparencias.

Pero para no desviarse del tema.
(Supongamos…) Ya, lo hicimos…., vivimos en Felizilandia…, ¿sabrán todos -¿podrán saberlo?- como funciona el Poder? Es decir…, ¿será el fin del instinto?

Esa es una pregunta que no es trivial, pues determina los causes metodológicos a seguir.
En definitiva ¿Es posible humanizar la humanidad?
Me dirán que la pregunta es ya en sí, discriminatoria. Pero no se olvide que estamos ubicados -hipotéticamente- en la Caverna de Platón y esa es una topología discriminatoria.

Piénsese en Trotsky y Stalin. Cuando se hace la diferencia se suele decir, que uno era revolucionario y el otro no, sea quien sea de los dos; pero el tema es que uno fue efectivo y el otro no… O sea, siempre me ha gustado la figura de Trotsky (recuerdo cuando cabro chico haber recontraleído “La Revolución Permanente” y hoy por hoy me fascino con sus “Escritos Militares”) pero habiendo entendido mejor que nadie la teoría, habiendo tenido una historia revolucionaria sin par, entendiendo la necesidad de la revolución permanente. ¿Qué fue lo que fallo frente a Stalin? Los Marxistas Clásicos argüirán toneladas de explicaciones materialista-históricas y materialista-dialécticas (todas muy correctas no lo niego) pero todos olvidaran un factor decisivo, la brutalidad. La mentira, la traición, que más allá de lo moral son herramientas indesechables en la política real.

Apostamos a que eso no sea necesario en la Casita en el Árbol, apostamos por la solidaridad, y por la humanización progresiva (entendida no discriminativamente, sino como profundización del proceso de individuación).
Pero a la luz de de la real-politik, todo esto, no deja de parecer otro espejismo.

Después de todo entre los encadenados de la caverna y los hombres de la superficie, hay toda una casta de vendedores de ilusión, de gesticuladores de las sombras, de embaucadores (conscientes o no; uno puede mentir sin saberlo) bien o mal intencionados…

Una casta a la que podemos pertenecer sin siquiera darnos cuenta…

La respuesta al ¿Qué hacer? leninista, es más urgente que nunca.

Pd.: Cualquier semejanza de este texto con la Dimensión Desconocida, es una pura casualidad. 😛 .

Anuncios

6 comentarios

  1. pese a que el convite temático es, por decirlo menos, “amplio”…me detengo -si entiendo bien tu arranque, mario- en una idea que se cuela: una política de emancipación se fundamenta -no exclusivamente, por cierto, eso lo aceptamos todos- en un concepto de “humanidad” que, hasta ahora, ni siquiera logramos atisbar. Para esto es cosa de echar mano de un caso de este tipo de concepto de “humanidad”: el de Bush cuando dice que su emprendimiento es “humanitario”, esto es, llevar la sensata y evolucionada democracia occidental a los países bárbaros y retrógrados del oriente. Esto puede ser así o no, no es lo que me interesa…el punto respecto de esto es, ¿hemos alcanzado algo luego de siglos de barbarie?, bueno, el país del norte (no es bush, en eso estoy muy de acuerdo…pobre él, que habla mal, no?) comprueba una y otra vez que no hemos alcanzaado mucho. Hilando mas fino (o picándola más fina, como se prefiera) nada hay de menos humano que el afecto…no puedo negar que como animales particulares hemos llevado el afecto a límites insospechado, sin embargo, esta capacidad no es exclusivamente humana…muy por el contrario…a este respecto cabe recordar que lo único que nos diferencia de los animales inferiores (si si, son inferiores señores defensores de los “inocentes” animalitos, solo un animal superior es capaz de maldad o bondad…) es el pensamiento…y, en esto sigo a mi maestro, hasta que no se comprenda que la política nazi “fue un pensamiento”, lo que existió en ella, que marcó el destino del pensamiento del S.XX -y que penará mucho más-, continuará siendo material de libros luctuosamente vacuos, películas de segunda mano que exaltan el honor norteamericano o la entretenida violencia de cinecanal…o simplemente será “el horror” oculto por la impascible repetición de los relatos que, como todo en la vida (salvo el sexo) termina por no provocar más que un “sabes, mira, voy atrasado, ¿qué te parece si lo dejamos para otro día?” (aunque pareciera que cuando más viejo, esto sí pasa en el sexo…ooops), como le pasaba a Sócrates al final de sus primeros encuentros con sus amigos…en este sentido, si humano = afecto, nunca habrá una real política de emancipación; la vía que me gusta pensar como la transitable para el mundo actual es la de lo “inhumano”, que no es por ningún motivo lo animal…pero ya que tampoco sé qué será “lo inhumano”…el pataleo es infructuoso y me apego a mi derecho de ser ciudadano de aquella dimensión…tal cuál uno llega a ella: de pura cueva…

    saludos conciudadanos!

  2. ¿Que no hemos alcanzado mucho?
    ¿Es decir, que no hay avance desde la caverna?
    ¿Dejar de rendir cuentas al poder religioso no es un avance?

    Estoy de acuerdo contigo que la maldad y la bondad son construcciones culturales, y que el pensamiento es nuestra diferencia especifica…
    ¿Pero sólo eso?

    ¿Y la historia?
    ¿O acaso has leído los Anales Perrunos, o La Crónica del Reino de la Jirafas?

    Pero, volviendo atrás ¿No fue acaso un merito de Nietzsche el darse cuenta de que tras el pensamiento no hay sino una complejización del instinto?

    ¿Entonces? ¿Qué nos distingue de los animales?

    Y si la moral es un espejismo ¿No es acaso un espejismo necesario para la administración?
    ¿O podemos llegar y decir: miren cabros, lo único que importa aquí es el Poder?

    Son sólo preguntas que me nacen

    Habitar una zona innominada es poético pero también es un entreguismo….
    No me molesten que yo estoy en la casa…
    Mientras revolucionarios y conservadores pelean, los post-modernos tomamos sopa…

    Naaaa!

    Recuerda:
    Los hombres que no creen en la Política están condenados a ser gobernados por los que sí creen en ella.

  3. TA bueno esto, mmmmmm, política moral, estoy seguro que cuando los separamos nos perdemos alguna particularidad que en algun modo tiene que ver con lo humano o incluso con lo inhumano -creo entender esa expresion desde una distancia con el humanismo, ligado a un progresismo emancipatorio tradicional entiéndase propio del pensamiento del s. XVIII

    Puede invitarnos a pensar la idea de hipermodernidad yu por tanto de hiperhumanidad de l filosofo ese que tiene apellido de liposucción?¿?? Cómo sea??? cualquier forma de emancipacion -creo que la definicion kantiana sigue siendo pertinente -usar la propia razon sin guia de otro- aunque sea una elaboración de lo institivo y lo que no, del inconciente y el super yo, sea lo que sea sigue siendo pertineeeeenteeeeee
    .
    Aver si le seguimos dando a esto que esta interesante
    saludos
    Alle-n-dianos

  4. sobre el supuesto de nietzsche: completamente en desacuerdo…existen construcciones inmanentes (aunque decirlo así resulte peligroso) del pensamiento, completamente “subjetuales” (robo a Zubiri por lo apropiado de su sutil diferencia conceptual respecto de lo “subjetivo”), sin embrago completamente alejadas de lo afectivo (incluyo dentro de lo afectivo al instinto): el rut es el mejor ejemplo respecto de cómo un ente presentado (existente) se transforma en una representación o un representado sin mediación alguna del afecto, y el acto por el cuál esta transformación toma cuerpo no debe confundirse con una operación subrepticia y abyecta del estado (la cuestión del juego del poder)…de lo contrario, exijo una genealogía del voto. De ahí, a la cámara de gas. Cuestión que realemente -y porque es historia- debe recordarse…pero que, fundamentalmente, no importa. Ya es tiempo que la cuestión del vínculo sea flanqueda desde el pensamiento, y no desde la del control por parte del estado…
    (me guardo los supuestos, así lo hacemos más interesante…jujujuju)

    jejejeje…**** que me gusta el polemós…se nota?

  5. ah…se me olvidaba…y no hay “humanidad”…oops

  6. Estoy de acuerdo con Nietzsche en ese punto (como en tantos otros). La razón, el pensamiento, es nada más un instrumento para JUSTIFICAR decisiones YA TOMADAS, llámesele por instinto o por otra cosa, pero tomadas en fin. Las razones que se dan como fundamento para una decisión o una posición rara vez estuvieron ahí en su génesis; llegan posteriormente para legitimar. Ejemplo, cuando yo me fui de mi país, argumenté diferentes cosas, pero en el fondo sé que lo que quería era irme a conocer otros lugares y tener nuevas experiencias. Lo demás sobraba.

    Ya que mencioné el asunto de la legitimación, me llamó la atención lo de “ha sido un error de los “revolucionarios” limpiarse la imagen; no somos los buenos, no debemos serlo, si queremos ganar”. Porque un resabio de moralidad que tengo es el buscarle la legitimidad a diferentes luchas, y criticar cuando tal o cual perdió la suya. Sé que la pregunta es tremendamente ingenua (ya me criticó un amigo que mi planteo al respecto es demasiado ético, por ende inútil), pero ya que los revolucionarios no son los buenos, y si lo fueran no podrían ganar, ¿la lucha no pierde algo de su sentido? Sé que Nietzsche me despreciaría por salir con algo así, pero no puedo dejar de preguntarmelo. A la hora de actuar, si un lado se iguala al otro mediante los medios (y en la real politik se da eso, el uso de los medios que sean necesarios), la causa se pierde en el aire; la causa deja de importar. Si se convierte en una pura pugna de poder (cosa que es la mayoría del tiempo), ningún lado tiene derecho sobre el otro.

    Esto lleva a otras interrogantes y otras complicaciones, pero por ahora dejo la ingenuidad a ver que responden (y sí, Chaka, sé que lo hemos discutido ya).

    PD: Respecto al Trotsky vs. Stalin, recordemos que Trotsky mató a tres millones de Ucranianos; es decir, sabe ensuciarse las manos cuando tiene que hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: