Conciencia

A veces uno juega con las cartas, porque todo es un juego.
Y salen cosas como estás cuando uno pregunta por sí.
(y no es malo)

68. Conciencia

 conciencia.jpg

 

Venimos de lo desconocido y continuamos moviéndonos hacia lo desconocido. Volveremos otra vez; hemos estado aquí miles de veces y estaremos aquí miles de veces. Nuestro ser esencial es inmortal, pero nuestro cuerpo, nuestra corporeidad es mortal. El marco en el que nos movemos: nuestras casas, el cuerpo, la mente, están hechos de cosas materiales. Se cansarán, se envejecerán, morirán. Pero tu conciencia, para la cual Bodhidharma usa la palabra “no-mente” -Guatama el Buda también ha utilizado la palabra “no-mente” – es algo más allá de la mente y el cuerpo, algo más allá de todo, esa no-mente es eterna. Es expresada y se va nuevamente a lo desconocido. Este movimiento de lo desconocido hacia la conocido y de lo conocido a lo desconocido, continúa por la eternidad, a menos que alguien se ilumine. Entonces ésta es su última vida. Entonces esta flor ya no volverá. Esta flor ha tomado conciencia de sí misma y no necesita regresar a la vida, porque la vida no es más que una escuela de aprendizaje. Él ha aprendido la lección, ahora está más allá de las ilusiones. El se moverá de lo conocido, por primera vez, no hacia lo desconocido, sino hacia lo incognoscible.

Osho Bodhidharma, the Greatest Zen Master Chapter 5

Comentario:

La mayoría de estas cartas de esta serie de la mente o bien son caricaturescas o son problemáticas, porque la influencia de la mente en nuestras vidas generalmente es o bien ridícula u opresiva. Pero en esta carta de la conciencia se muestra una gran figura de Buda. Es tan expansivo que ha ido incluso más allá de las estrellas, y sobre su cabeza hay puro vacío. Él representa la conciencia que está disponible para todos los que se convierten en maestros de la mente y pueden utilizarla como el sirviente que se supone debe ser. Si eliges esta carta, esto significa que hay una claridad cristiana disponible ahora mismo, desligada, enraizada en la quietud profunda que yace en lo más hondo de tu ser. No hay deseo de comprender desde la perspectiva de la mente; la comprensión que tienes ahora es existencial, total, en armonía con el pulso de la vida misma. Acepta este gran regalo y compártelo.

Anuncios

3 comentarios

  1. Amigazo, creo o quiero creer que por estos dias andas caminando las calles del gran chago, estaría bueno darse una junta, ver como andas, conversando un vinito donde manolo o cualquier otro lugar que se atreva a abrir las puertas a la conversa, el vino y el ajedrez.
    Saludos
    Luciano

  2. La esencia eterna, llámesele alma, espíritu o lo que sea, nunca deja de ser una ficción que nos da una promesa de inmortalidad… Promesa más bien terrible, porque (como bien lo apunta Borges en su cuento) ser inmortal es una maldición de la que la muerte nos libera.

  3. ufa!
    ese es un tema…
    el pensar desde lo finito lo infinito…
    mejor hacerse infinito y evitarse penar en esas complicaciones… 😛
    Un beso grande para ti… En las ticas tierras en que te encuentras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: