Cotidiano

Me voy a acostar en la mañana (a eso de las 7:00 am.). Miro por el balcón Este, el cielo está cerrado, miro por el balcón Oeste, igual; la pequeña ventana Sur repite el panorama.

Leo un rato a Carl Seagan, y después me duermo.

Es bello despertar en verano con el cielo a punto de reventar, pero como el sueño es demasiado, vuelvo a dormir después de revisar correos y chatear un rato.

Es aun más bello despertar entre truenos y relámpagos. Me gusta la naturaleza desatada, siempre me ha gustado; temblores y tormentas. Viví terremotos siendo niño y mi sensación nunca fue de miedo.

Es terrible el drama humano que conllevan los desastres naturales a los más desfavorecidos. Pero…, Naturaleza desatada es otra cosa…

Madre Naturaleza es una mujer terrible; y como me gustan las mujeres…, tormentosa y sencilla, llena de ímpetu y vida, presa de una voluntad arrolladora.

El paradigma de lo femenino en mi caso esta lejos de la figura de la madre biológica y sí más cerca de la montaña, del río, del vendaval.

Y por eso el paradigma de -una nueva- masculinidad, también se encuentra -en mi caso- más cerca de la naturaleza.

Recuerdo que hace años con unos amigos, parados -experimentábamos el grito primordial (sí, yo he hecho esas cosas 😳 😀 )- debajo de un cascada (y una cascada como son las cascadas en Chile, ¡FRÍA!) y conversábamos acerca de esto… De como se olvida que el machismo junto con ser una lacerante atrofia de los componentes femeninos, es también una igual deformante hypertrofia de la masculinidad, y como por lo mismo muchas veces -hombres sinceros- para combatirlo, exacerban su feminidad olvidando que uno puede ser tierno “masculinamente”, que puede ser “masculinamente” afectuoso…, etc…; y entonces con la mejor de las intenciones (o con la peor de las culpas), sólo invierten el signo de la enfermedad.

No sigo, porque no es mi intención hablar de feminismos y machismos, sino que la lengua se me fue para allá.

Sólo quería decir que en días como estos; días de viento y trueno, días de relámpago; uno recuerda quien es; y su lugar en el universo. Y eso…, nunca está de más.

Un beso a todos.
En la oscuridad.
(y que estén bien)

Mario.

Anuncios

2 comentarios

  1. son las 21.00 hrs, y en noches como esta me encantarían un acantilado y una capa negra, para poder pararme en la mera orilla y reírme en forma salvaje y enloquecida….

    Tu cachas… Style… puro Style…

    😀 😀 😀 😀 😀 😀 😀 😀 😀

    Soy Focvs
    Y la Mverte no es vna Metráfora

  2. O sea amigo, usted es moreno igual que yo y con capa negra se perdería en mitad de la noche…, no se recortaría su silueta contra nada (aunque sirve para disimular la panza, esa que ni tù, ni yo tenemos…, ejem…, por supuesto…, mmm…, que tema más inncómodo…, ¿no? 😛 ). Yo me vestí de negro por años y se lo que le digo… Para los morenos como nosotros la pose de oscuro megalomaniaco no luce. El estilo va por otra parte, a no ser que te quieras disfrazar de mancha 😛 .

    En todo caso a mi me gusta ser moreno, y el estilo de mancha también… (y digo estilo porque también me gusta el castellano 😉 )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: