Cotidiana…

Conversando el otro día con Russo (aquel que muchos piensan ficcional y sin embargo existe) e Israel (un mexicano simpatiquísimo con nombre de país) discurríamos al calor -y al sabor- de unos choripanes, en un debate acerca de Scoto Eriugena y la lectura –a mi modo de ver- pandeísta de Andrés (Russo) producto de una errada hermenéutica, por un lado; y el escalofrío metafísico de Russo al introducir –yo- el concepto “óntico” en la discusión, lo que ciertamente me granjeo el apelativo de mal hermeneuta a mí.

Aunque para ser honestos, el neoplatonismo eriugeniano da motivo para pensar que Andrés tenía la razón…, yo sólo me puedo afirmar (lo que no es poco) en la continuidad teológica de la que él proviene y en la que se inserta y que marca una ruptura con concepciones pandeistas de la realidad.

Todo esto tras otra discusión, aún más interesante sostenida esa misma tarde…, donde decidimos –casi diría por aclamación- que nuestro legado a la humanidad, será la elaboración de un programa Teofánico Poiético (todo esto al calor –y al sabor- de unos mates) y de la que, sin duda, surgió la discusión choripaneada acerca del Adan arquetipo y el concepto de Análisis en el pensador irlandés…

Debo “confesar” (ya que tan escolástica disquisición así lo amerita) que me gusta una cotidianeidad así…: mate, choripán y conversa…; aunque alguno pueda cuestionar la profundidad y pertinencia de nuestras disquisiciones; asunto que por lo demás, nosotros, ¡NO! cuestionamos…, por incuestionable -es evidente- …, y que probablemente de prosperar nos excluya, por delirantes, de la Academia; lo que por lo demás, no nos preocupa…

Bien ha dejado en claro Russo, su vocación de filósofo pampeano perdido en medio de la nada. Y yo mis ascensos cosmocráticos que de forma emanativa me conducen de forma inevitable a la regencia del universo.

Sea como sea seremos recordados…

Yo más que él, pero es mi destino como Cosmocrátor…, y he aprendido a aceptarlo. 😛

Un beso a todos y que estén bien
Mario.

Anuncios

6 comentarios

  1. Sin duda es una cotidianeidad agradable… nada como tomar mate y charlar sin rumbo…

    Pero no te nos subás, cosmócrator, que a como está el mundo no te has ganado el derecho a la soberbia.

  2. Te recuerdo pequeño saltamontes que el gobierno del universo no se preocupa de nimiedades como la educación, la salud, la justicia social…; sino que en este momento esta preocupado por controlar el ritmo expansorio del universo, y nuestro Ministro de la Abstracción ya ha refrendado bellas metaforas…
    😉

  3. common …escribeme

  4. Puesto que dudo que el personaje de un tal Russo exista, que no haya implotado en su no ser y haya emergido en el plano del ser pero comoquiera me acuerdo de aquella conversacion en la cual no comprendi mas que la mitad, aunque la voy descubriendo cada dia mas.

    Aqui pasando solamente. y espero y deseo que le de una pequeña leida a mi blogk

    saludos choripaneros desde tierras del sur.

  5. La injusticia me lleva a urdir mi propio encomio. El cosmocrátor, figura harto deslegitimada, que no cuenta con el apoyo de las fuerzas vivas del Universo, ha osado hablar de Russo con una impunidad sin precedentes. Todos saben que soy el poder detrás del anquilosado poder. No puedo menos que aconsejarle una inmediata retractación y, tal vez, considere atenuar mi ira. Eres un falso regente, otro apócrifo Aleph.

  6. ¿Las Fuerzas Vivas del Universo?
    ¿Debo entender que tu oligárquica y terrateniente estirpe se refugia en afanes y argumentaciones democratizantes frente a la aristocrática y regia investidura de mi cosmocrática persona? Debo señalar que es un camino equivocado.

    Es más, podemos conceder en nuestra infinita gracia el que seáis más recordado que nosotros, ya que como bien lo señala Spengler (sólo citado para estos fines 😛 ) la decadencia de una cultura que se aleja de sus providentes fuentes la lleva inevitablente por el derrotero del olvido y la incomprensión.
    Eso pese a que tu reinvidicación pampeana debiera -de suyo- conducirte a la (in)memoria.

    Por mi parte, no me molesta. Cual inconnu regente observare en sinárquica soledad como los influctuosos esfuerzos de la democratizante barbarie, chocan irremediablemente e irresolutamente con mi emanativa grandesa…

    Pese a todo y en reconocimiento a todos tus meritos (emanados por mi indiscutiblemente) hemos procedido a nombrarte Ministro del Devenir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: