Nacionalidad y Traición a la Patria

Hablaba -y he hablado estos tiempos- con chicos de varias partes del mundo sobre el tema de la nacionalidad y el nacionalismo, y la verdad me parece que están pensando al reves.
Claro…, no se trata de que estuviera cargada al chovinismo la conversación, no de forma declarada -al menos- (ya que todos hicieron declaraciones integrativas, de caracter latino-américanista, planetarias y esas cosas) pero pese a todo, pese a que “uno” pudiera estar de acuerdo con ellos: me parece que estaban pensando al reves…

¿Y por qué?

Porque todos razonaban desde su nacionalidad.
Es decir, yo (me refiero a mí, no es una figura retorica 😉 ) no me integro “desde” mi diferencia, sino que me integro “con” mi diferencia…
¿Se entiende?
De nuevo…, yo no soy un chileno, que además es latino américano y que nació en este planeta que llamamos Tierra. Sino que soy un humano (terrícola) al que le tocó nacer en Latino-América y que en ese contexto “además” nació en Chile.
La patria (se entiende el porque de las minúsculas) no es así la primera de las determinantes, sino la última.
Es la diferencia con la que cargo, no mi lugar de posibilidad.

No se trata de ahogar las diferencias nacionales en un mar de mundialización homogeinizante, sino de que esas diferencias van conmigo, son parte del acervo humano y las de los demás también y, no voy a combatir con ellas; porque antes que nada nací en este planeta, todo lo demás es ortopedia…

Se entiende entonces -y pido disculpas por- la coprolalia, pero: me paso la Patria por la Raja…
Y lo digo viniendo de un país re-nacionalista y viviendo en otro más nacionalista aún.

Pero es que además “la Patria” no es màs que una construcción simbólica primitiva, la tribu me parece más llena de sentido.

Que no se piense que no quiero a mi país, no, no eso, lo quiero; porque quiero a su gente, porque fue mi medio primario de culturización en esta encarnación y es además una excelente excusa para emborracharse en fiestas patrias 😉 😛 .

Pero los nacionalismos y los nacionalistas, siempre me han parecido un poco -!bastante¡- ¡¡¡ESTUPIDOS!!!.

Y bueno…
Están cerrando el Cyber, y mejor me voy; sino, sigo y alguien puede terminar acusandome de traición a la patria.

Un beso para todos.
Mario.

Anuncios

3 comentarios

  1. Yo me considero apátrida, pero como algo que sufro más que como algo que defienda o como una posición ética. Ergo, pese a que concuerdo con lo tonto del nacionalismo y con que todos nacimos en el mismo planeta, no puedo evitar sentir cierta envidia a quienes tienen más apego a su terruño.

    En efecto, si trato de ser latinoamericanista, es más por tener una “patria” que, de nuevo, por posiciones ideológicas o éticas.

  2. uy, cada vez se me pone más badiouano mario…jejeje

  3. jajajajjajaja, no lo creo.
    Sólo se trata de que Badiou alcanza ciertas nociones en que “coincide” conmigo 😉 😛 jajajajaja
    Nos vemos en Julio guachón 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: