Compañero Presidente

Compañero Presidente

Este 26 de Julio del año 2008 se cumplieron los 100 años del nacimiento del Compañero Presidente, Salvador Allende Gossens.
Ministro de Salud, Senador durante 25 años y, hacia el final; emblema vivo de un sueño que miles de chilenos, no olvidamos.

La Vía Pacífica al Socialismo.

Es mucho lo que se puede decir y es mucho lo que se ha dicho sobre la Unidad Popular. Antes, durante y, despues. Una experiencia que no sólo nos afecto a nosotros, sino que dejó huella en los socialistas de todo el mundo. Cabe para estos efectos señalar que el mismo año -1975- Enrico Berlinguer y Boris Ponomariov, uno desde Italia, el otro encargado de asuntos internaciones del Politburó sovietico, obtienen conclusiones distintas respecto del proceso chileno. Mientras uno rescata el componente constitucional, el otro acusa la falta del componente militar en un proceso de construcción socialista.

Y la verdad es, que el proceso de la Unidad Popular, una de las caracteristicas que tiene, es ser la expresión contradictoria, complemantaria, de dos formas de construccion, de dos metodologías políticas, de dos tipos de izquierda, de dos visiones de socialismo presentes en la sociedad chilena y que construyen y se enfrentan en ese mismo proceso.

Dos izquierdas que -para bien o para mal- aún coexisten en Chile; dos izquierdas que no logran recordar que cuando lograron olvidar sus diferencias; en Chile, por tres años, la gente común (esa… ¡la que importa!), se atrevió a soñar y entendió que los sueños también pueden hacer historia.

Dos izquierdas que no asumen -de una vez por todas- que el enemigo sigue siendo el mismo.

Allende mismo es la expresión de esa diversidad. Constitucionalista, brinda asilo político a guerrileros huidos de otros países de la región, se opone a cerrar el Congreso (que conspira en su contra), constituye una guardia con militantes de un movimiento perseguido por la justicia, adhiere a la idea del respeto institucional profesado por las fuerza armadas (las mismas que sanguinariamente lo derrocarán), etc.

¿Qué es ser allendista, hoy día en Chile?
No se…, es una pregunta dificil de responder.
En la práctica me parece que el legado más importante de Allende es moral; pero no hablo de la buena moral, de la moral de iglesia, de viejita pía, de la vieja moral reaccionaria. ¡No! No hago la lectura bucólica de su último discurso; lectura tan util a todos los que reniegan.
Me parece que sus últimas palabras deben ser leidas como un grito de guerra, como la certeza en el triunfo, pese a la muerte, la ignominia y la traición. Ese dia en que marchemos por las anchas alamedas.
Hablo de la moral que es y se hace política.

Hoy puede leerse esto como una apuesta inocente en la victoria; y bueno…, yo -que lo escribo- creo que es una apuesta inocente en la victoria. Pero hay inocencias a las que no debemos renunciar, inocencias que debemos conservar si lo que queremos conservar es -entre otras cosas- nuestra dignidad; el poder mirarnos cada mañana en el espejo y no tener que cerrar los ojos para poder, lavarnos -tranquilamente- la cara.

¿Vale la pena morir por los principios?
¿Podemos, suponer, cambios reales, sin correr ciegos hacia la violencia?
¿Vale la pena apostar un futuro socialista inclusivo y no excluyente?
¿Pensar que la democracia -la autentica y no esta piltrafa neo-liberal- no es sólo un medio, sino también un fin revolucionario?

Es mucho lo que se podría responder.
Pero los socialistas -y no me refiero sólo a compañeros y amigos del PS- en Chile, podemos tener la convicción de que todo esto es posible. Y podemos tenerla entre otras cosas, por el ejemplo del Compañero Presidente.

El que crea que Allende está muerto, el que piense que ese fatídico 11 de septiembre de 1973 la reacción ganó de una vez y para siempre; está muy equivocado. O no sabe de historia. O piensa que la muerte, esa que hemos visto tantas veces, nos puede desarmar.

O simplemente olvida, que somos más numerosos que sus balas, que somos más pacientes que sus verdugos.
Y que nuestro sueño entre muchos nombres, llevara el nombre del Compañero Presidente.

Salvador Allende Gossens (1908-1973)
Presidente Costitucional de Chile 1970-1973

Allende

El Último Discurso de Salvador Allende

Anuncios

Una respuesta

  1. Estimado, no deja de llamarme la atencion el estado de eterno romance bajo el cual dejas llevar tu pluma, en donde por un segundo parece que viví en otro país…
    Me da la impresión que lo mejor para el romance es el mártir. como dicen por ahi “no hay muerto malo ni guagua fea”, y al parecer el suicidio de Allende cada año cobra ribetes heroicos, que la pluma de la Izquierda construye y reconstruye en pasajes que, da la impresión, son tierra fértil para construir cada año un personaje distinto. Estimado, que capacidad tiene la izquierda de construir con la pluma, y eso pasa simplemente porque mientras la izquierda escribe heroes y construye romance, los demas nos producimos, o no?
    Saludos desde Chile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: