¡Y se llamán izquierdistas los muy caradura!

Y al final en el Senado de la Nación (Argentina) gano el campo.
Después de cuatro meses de errores y errores por parte del gobierno; una atribución congresal asumida por el ejercutivo, un articulado mal redactado, una capacidad de manejo de crisis nunca antes vista y ojala no vista nunca más…, un ex-presidente de la nación que cuando habla…, la caga. Y una serie de anexos realmente olvidables.

Y sin embargo estoy entre los que apoyaban la resolución 125. Cabe preguntarse ¿por qué? ¿por qué apoyar una resolución y un proceso que a la vista hace agua por todas partes?. Y bueno…, por lo que implica en tanto modelo de desarrollo, por un lado; y por lo nefasto de aquellos que se oponen y sus aun más nefastos intereses por otro.

Por la convicción de que el desarrollo cuando no es para todos, no es para ninguno.

Claro, no falto en la Argentina el oligofrénico que caracterisó la crisis como una disputa inter-burguesa y llamó al “pueblo” a tomar una tercera posicíon, una posición de “independencia de clase”… Como si hubiera disputas en el marco de lo macro-económico que no fueran inter-burguesas…, y como si esas disputas no afectaran a los más pobres, que pareciera pueden sentarse a observar mientras lo que está en juego son sus mesas y el alimento sobre ellas, y la salud, y la educación de sus hijos, etc…
Es bueno saber desde ya, que la Soc. Rural los puede contar entre sus amigos, para desmovilizar al “pueblo” cada vez que los oligarcas lo necesiten.

Eso es lo que pasa cuando se ve la lucha de clases desde la oficina; privada o financiada…, Dios sabe por quien…. (pero los sospechamos)

Distinto es lo repulsivo que fue ver a grupos de “izquierda”, gritando:”el pueblo unido, jamas será vencido”; junto a la Rural y a los sectores más acomodados de la ciudad en los Bosques de Palermo. Junto a aquellos que no tubieron ningún asco en masacrar al pueblo para defender sus intereses cuando fue necesario.

El Vice-Presidente Cobos decía al momento de votar negativamente desde la Presidencia del Senado, “la historia me juzgara”, y bien eso se respeta; el tipo tiene otras convicciones políticas y obro en consecuencia (aunque presa de un inorganizismo inexplicable, a no ser que se trate de un cuento de García-Márquez). No es el caso de todos los entreguistas arriba mencionados, debieran ser juzgados por la justicia (en un mundo ideal); no se le puede mentir a un pueblo fingiendo un progresismo trucho, parapetado en la protesta por la protesta y terminar trabajando con lo más reaccionario de la sociedad.

Uno podría pensar que es porque no tiene nada que ofrecer, y se constituyen en lo reivindicatorio no propositivo.

Pero no…, ¡NO! Si algo dejo claro (entre otras cosas) todo este proceso, es que sí, sí -esta autodenominada izquierda, porque de izquierda no tienen nada- tiene mucho que ofrecer. Tiene para ofrecer hambre, miseria, exclusión, oligarquía, saqueo, opresíon y más, cada vez más explotación.

Un compañero me decía hace un tiempo: “no tiene olfato de clase”, y yo creo que se equivoca, si hay algo que sí tienen es no sólo olfato, sino también instinto de clase. Y obraron en consecuencia…

Una lástima por los chicos que la siguén y trabajan por ella, porque muchos de ellos, la mayoría. de verdad están plagados de buenas intenciones; pero son victimas inconcientes -y en política la inconciencia es pecado- de una dirección en el mejor de los casos perdida, y en el peor y más probable de ellos criminal y metirosa.

Y lo peor de todo….
¡Se dicen de izquierda los caradura!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: