Palestina: Torturas y malos tratos

En la página de Acciones Urgentes de Amnistía Internacional:

Palestina: Torturas y malos tratos
Al menos 200 palestinos

Al menos 200 personas se encuentran todavía detenidas en la Franja de Gaza, como consecuencia de una campaña de represión emprendida por la administración de facto de Hamás contra los activistas políticos y los miembros de las milicias afines al partido Fatah. Están recluidas en régimen de incomunicación, sin que se les reconozcan sus derechos legales, y se cree que muchas han sido torturadas. Hay más personas expuestas a ser detenidas y torturadas en los próximos días.

La campaña de represión tiene su origen en una serie de atentados con explosivos, uno de los cuales mató a cinco miembros de Hamás y a un menor. Hamás ha culpado a su rival, el partido Fatah de Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina, pero Fatah ha negado toda responsabilidad en los atentados.

Las 200 personas fueron detenidas por las fuerzas de seguridad de Hamás y la milicia conocida como Brigadas de ‘Izz al-Din al-Qassam. Las detuvieron en sus casas y oficinas o en la calle, y fueron recluidas en centros de seguridad o policiales. Las Brigadas de ‘Izz al-Din al-Qassam no tienen derecho legalmente a detener a nadie: las personas bajo su custodia fueron entregadas a las fuerzas de seguridad o recluidas en lugares secretos. Según grupos de derechos humanos de Gaza, es habitual golpear a las personas detenidas y recluirlas en condiciones de hacinamiento y extremadamente duras en comisarías de policía y centros de detención de los servicios de seguridad interna, como los de Mashtal y Saraya. La Comisión Independiente de Derechos Humanos palestina, que normalmente tiene acceso a las personas recluidas en Gaza, no ha conseguido que se le permita visitar a ninguno de estos detenidos desde el 25 de julio. Los procedimientos de detención son ilegales según la legislación palestina, que reconoce a todo detenido el derecho a la revisión de su detención por un fiscal en el plazo de 24 horas y por juez al cabo de 72 horas. Los detenidos tienen también derecho a comunicarse con prontitud con un abogado y a someterse a un examen médico antes y después de su interrogatorio, pero tampoco se está respetando este derecho.

Centenares de personas más, detenidas también tras los atentados, han sido puestas ya en libertad. Según informes, muchas fueron golpeadas bajo custodia, y algunas afirman que las sometieron también a otros métodos de tortura, como colgarlas de las muñecas y los tobillos y hacerles quemaduras mientras las tenían encapuchadas y los interrogadores intentaban conseguir información sobre los autores de los atentados. A algunas de las personas secuestradas o detenidas les dispararon, en muchos casos en las piernas, y las dejaron luego abandonadas en la calle o en otros lugares públicos. La mayoría de las que han sido liberadas continúan viviendo con miedo y no se atreven a dar su nombre ni a hablar abiertamente sobre el trato que han recibido bajo custodia.

Las detenciones continúan. El 31 de julio fueron detenidos 17 dirigentes de Fatah, entre ellos Mohammed al-Qudra, gobernador de Gaza, y el Dr. Usama al-Farra, gobernador del distrito de Jan Yunis, que continúan bajo custodia. Desde entonces han sido puestos ya en libertad dos altos cargos de Fatah, incluido el líder del grupo en Gaza, y ambos han dicho que no han sido torturados ni maltratados. Desde el 2 de agosto, las fuerzas de Hamás han detenido a decenas de miembros de uno de los clanes afiliados a Fatah más poderosos y mejor armados de Gaza (los clanes de Gaza son grupos armados y políticos basados en la familia), el clan Hellis. Las detenciones se produjeron tras un día de intensos enfrentamientos armados entre fuerzas de Hamás y miembros del clan Hellis, en los que murieron unas 10 personas y resultaron heridas otras 100 y que obligaron a unos 180 combatientes del clan Hellis a huir a Israel, donde unos fueron trasladados a Jericó y otros devueltos a la Franja de Gaza.

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA
En enero de 2006, Hamás ganó las elecciones parlamentarias de la Autoridad Palestina por una gran mayoría, y posteriormente formó un gobierno dirigido por Isma’il Haniyeh, aunque el líder de Fatah, Mahmoud Abbas sigue siendo presidente de la Autoridad Palestina. Al año siguiente aumentaron los combates entre las fuerzas de seguridad y las milicias de uno y otro partido. La formación de un gobierno de unidad nacional de Hamás y Fatah en marzo de 2007 no detuvo los enfrentamientos, que ya en mayo se habían intensificado. En junio de 2007 Hamás se hizo con el control de todas las instalaciones de seguridad administradas por Fatah en Gaza. El presidente Abbas disolvió el gobierno de unidad y formó uno de emergencia con sede en Cisjordania. Hamás se negó a reconocerlo y mantiene una administración de facto de la Franja de Gaza. Desde junio de 2007, Israel ha impuesto un estricto bloqueo a la Franja como represalia por los ataques con misiles lanzados contra Israel por grupos armados palestinos. El bloqueo continúa a pesar de una tregua entre Hamás e Israel que se mantiene desde el 19 de junio de 2008.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: