Suicidio

Hace años-unos 20- discutía con un amigo [que no veo hace años] en la escuela de Filosofía del Peda, sobre el suicidio.
Recuerdo que Dimitri (así se llamaba) me decía que el suicidio era un acto de renuncia total de la Libertad pues la bala -como ejemplo de una de las formas de la muerte y extendible a todas éstas- siempre venía de afuera. Y yo le respondía, que el suicidio era -si se realizaba de forma conciente- un acto supremo de Libertad, en que nos apropiabamos del mundo en un acto volitivo absoluto.
Todo esto, frente a la mirada espantada de nuestros contertulios.

Y es que de verdad, el suicidio siempre me ha parecido un tema; en el sentido de la afirmación de Camus, respecto a la vida y acerca de que la pregunta fundamental es si ésta merece ser vivida.

En los comienzos de la Era Cristiana (esa que era y que sigue siendo, pero le queda poquito 😛 ) se puso de moda entre grupos maniqueos y gnósticos con infuencia maniquea o neoplatónica, el suicidio filosófico. El abandono voluntario de la existencia material, degradada y degradante, para reencontrase con el Uno, con Dios, con lo que sea…

Posición que la Iglesia condeno violentamente. Por una defensa de la vida, diría; pero habría que contextualizar que se trata de la defensa de una vida que ya no era de propia pertenencia, sino que le pertenecía a Dios.
En el fondo la Iglesia defendía la vida, porque ya la había robado, ya se la había apropiado; ya nos había “suicidado” a todos.

Hoy la norma garantiza en la mayoría de las constituciones de occidente el derecho a la vida de manera similar -dicho en genérico pues las diferencias entre las fuentes del Derecho Latino y Anglo-Sajón no son pequeñas- y delega tal responsabilidad en el Estado…, es decir, el Estado o la Comunidad Organizada, están por sobre la decisión individual, de seguir o no seguir viviendo. El intento de suicidio es delito 😯 , lo que es ridículo considerando que…, si te intentas matar ¡y te matas! no hay como condenarte… 🙄

Yo soy de los que creen que tiene que reconocerse el derecho al suicidio (lo que me ha traído no pocas peleas), el derecho libre, autónomo y soberano, de decir:

  • – Ya no quiero.
  • – Me harté.
  • – Basta.
  • – Ya no más.

Y no sólo me refiero al suicidio asistido en caso de estados graves de salud, sino el aceptar que una persona puede querer matarse, si le da la gana; y no -en el caso de que falle- encerrarla por su seguridad.

No se lea esto como un llamado a la muerte en masa (nada más lejos de mis intenciones) sino como una posición de principio que supone que uno es dueño -o debe aspirar a eso- de su destino.

Lo que no es tan delirante si consideramos el tema de la muerte asistida, en que la ley obliga a enfermos terminales en estado de sufrimiento permanente a padecer, en vez de morir en paz.

Yo personalmente no creo que el suicidio sea una opción; pues me parece que es un discurso significador y por tanto una construcción ilusoria sobre una realidad que es puro vacío. Soy un convencido que habitar sobre el abismo, implica el mirarlo a los ojos y tener que bancarse la mirada de vuelta; y si no te la puedes, bueno, tienes una vida para mirar, y mirar, y mirar…

Pero no todos piensan como yo. Y es parte de su derecho el continuar o no…

(Escribo esto y recuerdo a Russo hace unos días, gritandome: LIBEEEERAAALLLL….) 😛
jajajajajajajajajajajjajaja.

No se…
A lo mejor…
¿Algo que decir…?
Es un tema que no tengo resuelto.

Un beso a todos. Ojala estén bien.
Mario.

Anuncios

15 comentarios

  1. Es complejo, porque el suicidio como acto de libertad, tendría que suponer una decisión libre. A qué me refiero… SI ME QUIERO MATAR LIBRE Y SOBERANAMENTE, tendría que justamente en ese momento en que el SUICIDIO NO SEA UNA SALIDA…
    El otro dia alguien citaba a FReud -que no es el Frente Revolucionario EUD- sino el concainomano aquel que se cago a la naciente psicología con su Psicopatología de la vida cotidiana…
    En diversos lugares se plantea, la pulsión tanatos, tb lo llama instinto de destrucción y sólo tardiamente la diferencia del instinto de autodestrucción -“casi siempre presente en los estados melancólicos” (la cita no es textual pero recorre Duelo y melancolía too el raaato gallo)… Porque esta detención… Porque si sumido en un estado melancólico se busca el suicidio, en rigor no se está siendo libre, sino conducido por ese estado a la UNICA via posible de SALIDA de aquel, el ya-no-ser-más; CREO que el suicidio CAMUSIANO (que dicho sea de paso, fue a propósito de lecturas adolescentes del Mito de Sísifo que estudié filosofía- o el Sartreano circunscribiéndolo en cierta discusión en torno a la libertad, pero en ambos casos hay que detenerse en el “momento psiquico” en que “la idea suicida” acontece, porque la pulsión de autodestrucción se Da como modulación de un Tanatos -mas originario que Eros por cuanto “lo organico proviene de lo inorganico”- pero que cuya originariedad no mienta necesariamente autodestrucción, ni mucho menos suicidio como modo de esta.

    Qué sería una libre elección… ? Que en el momento de absoluta felicidad y realización se decidiera sin ningun “a proposito de…” o por “como respuesta a.. ” suicidarse…
    Dificil de esperar
    De momento prefiero la “petit mort”

    Un abrazo

  2. Si el suicidio es desobedecer a Dios por decidir sobre algo que no le pertenece, entonces es un acto de poder. El que se suicida se vuelve más cercano a Dios, se pone en su mismo plano y decide.

  3. A ver Allendenko…, gaalli 😛

    Introducir el tema de la Libertad y a propósito de FrEUD, es riesgoso; pero interesante.
    Riesgoso porque resulta que en ese espacio no somos libres en el sentido clásico del término. Somos puro objeto de determinación. Quizá el psicoanálisis haya evolucionado de forma posterior -Jung y Reich mediante (y en direcciones opuestas, aunque yo creo complementarias)- pero en Freud, Freud, Freud -que tampoco debe confundirse con el grito de guerra del Frente Revolucionario EUD 😉 – no podríamos hablar en última instancia de algo así como la Libertad del acto; suicida o del que sea…
    Interesante eso sí, porque nos remite una vez más al tema ese de quien elige, y de ahí nos preguntamos acerca del estatus de la subjetividad en el psicoanálisis y Lacan y Guattari y la pata de la guagua… (me gusta Guattari, aunque la pata de la guagua igual me resulta interesante :mrgreen: jajajajjajajajajajaja).

    Ahora, otro tema es tu planteo inicial de que el suicidio, es contradictorio con lo que podríamos llamar la “soberanía del sujeto”.
    Mí punto es que si bien, tu lectura es una de las tantas posibles (y una de las más validas), se puede hacer otra lectura -la de Rocabatus por ejemplo- centrada en la Voluntad (la mayúscula no es casual) radical de autodeterminación.
    Haya o no haya sujeto o individualidad; frente a la enajenación brutal de la vida por parte de construcciones discursivas, nomás apoyadas por la buena fe -y la mala conciencia habría que agregar- la salida desiciva, en tanto negación brutal de la negación que ese dispositivo representa, es una respuesta posible y nada desdeñable.

    El afirmar la contradicción del suicido como respuesta; a la soberanía y autodeterminación, no deja de tener un tinte moral y moralizante.
    – No se maten niños, que no van a ser más libres 😛
    Y claro. No van a estar para serlo…, pero convengamos que autonomía, voluntad, soberanía, determinación, libertad, etc., no son nociones bio-historiográficas.
    No soy más libre mientras más viva, ni por el sólo hecho de vivir. Es mas, hay quienes no son libres en toda su vida y. otros que en un sólo momentos han condensado todas esas nociones, en una experiencioa vital, definitiva…, como el suicidio por ejemplo.

    Giovanni Papini en el “Juicio Universal”, libro en el que desfilan personajes reales y ficticios, alegando su defensa ante el Angel Acusador, el día del Juicio Final, presenta a los suicidas reunidos en coro, El Coro de los Suicidas. Y éste coro, uno de los argumentos que esgrime para ser salvos, consiste en la preguntar cómo se puede condenar a aquellos que amaron tanto la vida, que no pudieron soportar el vivir eso otro, que no merecía ese nombre [Vida].

    Que se obre desde la melancolía o el malestar (patológico -inclusive- si se quiere), no es razón suficiente para la condena. A está altura del partido estamos suficientemente a resguardo del saber clínico… (aún no tanto como deberíamos).

    Insisto, para mí y para otros quizá no sea una respuesta. ni una solución, ni una salida. Pero somos sólo unos cuantos (mayoritarios o no), para otros sí lo será y no me parece que deban ser condenados, moral, ética, jurídica o clínicamente por tomar esa desición.

  4. En realidad segun la postura de la iglesia catolica actual el decidir si una persona comete suicidio o no sigue estando en las manos de dios (te das cuenta amigo mio queyendo hasta alli pensarian que soy catolica..jajja) ya que si dios no quisiera que ese suicidio se llevara a cabo lo evitaria de alguna forma…por esto “sorpresa” los suicidas ya no van al infierno..
    con respecto a la eutanasia este proceso, legalmente hablando, en los paises que es legal es larguisimo, son como entrevistas con psicologos y mas evaluaciones para saber si de verdad la persona esta de acuerdo…
    mi postura personal hante el suicidio es contradictoria, si bien considero que el derecho a la vida y a la muerte en este caso es una decion individual, desprecio profundamente la cobardia que el suicidio para mi representa, considero que el tirar la toalla, que dejar de luchar que dejarse vencer es una actitud de cobardes…de alli mi desprecio…
    esto aun sin tomar en cuenta las consecuencias para su entorno, para la gente que le rodea que su decicion acarrea con el tiempo, a pesar de ser una decicion individual y egoista , las repercuciones de la culpa, el remordimiento, inclus la sobreproteccion que sus sucesores deben aguantar para que no se repitan esas conductas es algo que practicamente marca a toda la gente que esta cerca de dicho SUJETO…
    cuando estaba niña contaban diferentes historias de como habia muerto el hermano mayor de mi madre, todos cocordaban con el lugar fisico, pero las formas de la muerte variaban año a año…habian fotos de el en todas las casas , le rezaban, le prendian velas y pedian por su alma,…en resumen descanzar en paz para el las pelotas…no lo dejaban en paz,luego cuando cumpli los 12 mi bisabuela borracha me conto la verdad, y entendi todo,desde la cara de espanto cada vez que decian que yo me parecia a el , o tenia conductas similares….
    luego cuando cumpli los 15 mi hermano mayor se corto las venas..luego se arrepintio y se fue al hospital, pero la presion volvio ya que para mi madre fue empezar todo el proceso denuevo…
    por eso considero que el suicidio mas que una decicion filosofica, mas incluso que una decision que conlleva desequilibrios psicologicos, es una decicion egoista,cobarde y megalomaniatica….
    (se dan cuenta que escribi la misma pàlabra de varias formas…jajaj)

  5. Completamente de acuerdo contigo.
    Es un acto cobarde, y egoista. Por eso escribía que la vida implica en última instancia: “habitar sobre el abismo, implica el mirarlo a los ojos y tener que bancarse la mirada de vuelta; y si no te la puedes, bueno, tienes una vida para mirar, y mirar, y mirar…”.
    Hay que aperrar nomás. (bueno…, para decirlo más pulcramente, hacerse cargo de la vida 😛 )

    Pero eso es válido para ti, para mí, y para los que piensan como nosotros.

    Me parece maravilloso que la iglesia católica ya no condene a los suicidas, eso no lo sabía; pero habría que acotar que me parece tan maravilloso como que despues de ¡400 años! le haya levantado la condena a Galileo. 😯
    ¿Se entiende? 😉

    Sin meterme en el tema de la religiosidad, la fe y esas cosas, sobre las que no tengo una mala opinión; me parece que la iglesia -salvando excepciones (seamos justos)- a jugado un rol Nefasto a lo largo de la historia.

    Se trata simplemente de aceptar la libertad del otro, aunque nos duela.
    Un beso grande para vos.
    Es bueno leerte en mi blog 😉

  6. Respecto a lo de la Iglesia, me parece que con ese subterfugio se coarta la libertad; no sé si me explico, pero dado que ponen el asunto en manos de Dios, le quitan la decisión a la persona.

    Un acto egoísta podrá ser (y habría que ver si todo acto egoísta es per se malo, ya que eso implicaría la condena de la mayoría de las acciones humanas). Pero, ¿cobarde? Nunca he podido ver al suicidio así (por más que sea un punto de vista bastante común). Los hombres han inventado todo tipo de artificios y mitos para no enfrentar su finitud. La certeza de la muerte ha sido una fuente constante de angustias y temores ¿Cómo puede ser cobarde alguien que la abrace, yendo en contra de todos de sus instintos naturales? Siguiendo con la metáfora del abismo, ¿es cobarde quién además de mirarlo salta en él, para verlo más de cerca?

    Quizás esa estigmatización social del suicidio (en la que pudo estar involucrada la Iglesia) no es más que una racionalización conveniente ante una decisión difícil de comprender.

  7. De alguna manera algo tiene el suicidio, que cada vez que se habla sobre él, aparece el juicio. Cobardia o no, creo que la pregunta decanta siempre hacia la posibilidad de decisión, y del ser libre o no para realizar -no cometer- dicho acto.
    De algun modo se deja leer en el primer post de Shaka, una cierta afirmación de aquello que no concibe más que como operación de sentido, a saber, el sujeto libre y soberano, sujeto propietario de la propia vida y de decisión.
    Extraña sería la afirmación de la subjetividad así construida y cimentada en el momento de su desaparición ¿Abgrund?
    ¿Fundamento desfondado?
    Ya tengo que ponerme a trabajar =(
    Ab-grund-azos

  8. Si el suicidio fuera bueno, la gente lo haría más de una vez

  9. Maxi, por desgracia hay demasiada gente que lo hace, demasiada

  10. El suicidio, no puede ser nunca una liberación, ya que ee menester que para que exista el acto libre, se exista.
    La condición de la libertad es la existencia.

    Los que se suicidan no buscan o se enfrentan a la muerte sino que la evitan, la saltan, son cobardes. Lo heroico y audaz, en ese caso, es la defensa de la vida, y no de la propia, sino de la ajena. Eso es audacia, y lo otro es inbaculidad (de im-baculus “sin báculo”) por la gran ignorancia que reina entre la gente, que ya no son habitantes sino mera gente, números al servicio de la ingeniería social…

  11. Lei dos frases acerca del suicidio ke me llamaron la atencion y comentare al respecto:

    -Es un acto cobarde, y egoista.
    -No puede ser nunca una liberación.

    Me parecen de lo mas nazi ke hay.
    El primero, sin mediar justificacion alguna, juzga. No considero ke kien lo intente o se suicide lo haga por cobardia. Simplemente por desesperacion. Inmadurez. El ver sobrepasada su capacidad de resolucion de problemas (del ambito al ke correspondan) puede llevar a una persona a esta definitiva solucion.

    El segundo ademas de usar la peligrosa palabra ‘nunca’, prima hermana de ‘siempre’, hijas de ‘todo y nada’; asevera algo ke desconoce y se remite a la existencia biologica y no de la conciencia. Cual no sabemos si perpetua o no. no contento con eso, tiene la patudez de ponerle limites al concepto de libertad.

    Ahora me toca.
    No pueden importarme menos el suicidio y la iglesia. Pero cuando me cruzo con estos temas, es entretenido intervenir.

    En fin.

    Saludos.

  12. Una cubana que se vino a Chile le decía a mi abuelita lo fascinada que estaba con los supermercados chilenos, porque según ella “había de todo y se podía comprar de todo, no como en Cuba”… y claro que puedes comprarte todo el supermercado… si es que tienes plata. Me pregunto si ella hubiera nacido en Chile, y NADIE LE HUBIERA REGALADO EL TITULO DE MEDICO, si podría comer carne todos los días. En fin ¿por qué digo esto?, porque esta es precisamente la POMADA de la libertad.

    Pareciera ser que podemos elegir entre la vida y la muerte, al igual que elegimos entre comprar jamón serrano o mortadela lisa, y si es así, entonces ¿donde está la trampita?…

    Para terminar, la verdad es que el acto del suicidio siempre me ha parecido que tiene que ver con los otros más que con el suicida. Es decir, que el acto de “hacerse pebre uno mismo”, es como un intento de trascendencia insignificante y exhibicionista que tiene que ver con el impacto que va a tener en los demás, no en uno mismo (a menos que exista la inmortalidad del alma, pero es tema de conversación postmortem).

  13. a ver cursed que se haga un juicio de valor, no te convierte en nazi, sobre todo cuando el juicio reposa sobre el supuesto de la pura relativa posición de quien lo emite.
    es decir; a mi me parece una opción cobarde, pero para mí, si alguien piensa que no lo es, y lo decide…, todo mi respeto.
    Conversavamos el otro día con un amigo sobre el suicidio de Allende.
    Es sin dudad un acto de valor, dotado de una potencia histórica y moral tremendas.

    Nazi sería querer imponer mi posición y descalificar la del resto a rajatabla. Nops, lo asumo a parte de un apasible social-democrata, soy hoy día un liberal 😛 ¿¡Puede haber alguién tan despreciable :mrgreen: !? jajajajajajaja.

    De eso se trata este post, de reconocer que no podemos jusgar al suicida, fue su decisión y punto. El resto es música.

    Cómo a a ti, la Iglesia, no me puede importar menos; pero son un factor determinante en la elaboración de políticas; lo que da cuenta de lo retrasadas que están aún nuestras culturas.

    Carolina, sí, somos libres de elegir entre la vida y la muerte, y sí lo hacemos o no motivados por nuestras desiciones o por los otros; es nuestra elección y ya. Que haya gente que confunda libertad con consumo es triste, pero es su triste problema. No refrebda nada sobre la libertad de uno sobre su propia vida, sea motivado por los motivos que sea.

    kikoprieto el problema con tu argumento es que vivir no es durar, por un lado y, que el sucidio sea una acto de libertad no tiene necesariamente que sea un acto para ser libre; es simplemente un acto para dejar de ser. Pero en lo que tiene de singular, de acontecimiento, puede perfectamente entenderse como una acto soberano.
    ¿Que termina en la nada? talvez, yo no se que allá más alla. Pero me parece que eso no desmiente a la Voluntad que lo realiza.

    Rocabatus Pensar tanto contra la Iglesia, es pensar también con la Iglesia.
    En la antagonía radical, no hay radical diferencia; pues necesitas sus referentes para pensar.
    Simplemente olvidar al Papa, sana indiferencia, o incluso reapropiación creativa; tomar sus simbolos y argumentos y hacer frente a ellos y bajo sus ojos, lo que queramos 😉
    Esas me parecen mejores opciones, que vivier peleando con un tipo que usa el miembro sólo para orinar o abusar de menores 😉

  14. Yo no fui el que sacó el tema de la Iglesia, en todo caso…

    Tampoco me interesa seguir discutiendo, ya que yo pienso en el suicidio y pienso, justamente, en Allende, pero también en Otelo, en Madame Bovary. etc… Es decir, no pienso en cualquier tarado que decidió quitarse la vida. Y cuando lo hago, le doy el beneficio de la duda, y lo pongo junto a ellos. Prefiero pensar que era un lobo estapario, a pensar que era un pobre pelotudo.

    La vida, como decía antes nuestro querido social demócrata liberal, no es simplemente durar.

    Hablando de nazis, una compañera mía del colegio bastante derechista no toleraba mi admiración por Allende y decía que fue un cobarde por suicidarse. Eso (aparte de demostrar que era más cerrada que un bombillo) es un ejemplo de “querer imponer mi posición y descalificar la del resto a rajatabla”.

    Mirá, seguí discutiendo. Ni modo, pero hasta aquí.

  15. Gracias por reconocer mi Liberalismo Social Demócrata. 😉
    Ser amarillo es un “Arte” 😉 :mrgreen:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: