In USA Defense. – Appalachian Spring (Aaron Copland)

Solemos desde la izquierda, hablar muy mal de Estados Unidos (y el mismo Departamento de Estado de ese país nos da bastante seguido razones para hacerlo), y mucha izquierda suele también cometer el gigantesco error de extender la crítica a un modelo económico, representado ejemplarmente por la política de estado de los gobienos estado-unidenses, al conjunto de la población del país del norte.
Y ese es un error.

Me sorprende ver a preclaros (o al menos eso creen ellos) dirigentes del progresismo, presas de un fundamentalismo más propio de Ulemas e Imanes (e incluso sólo de algunos Ulemas e Imanes, que no todos son fundamentalistas) en su crítica a la cultura estado-unidense.
De hecho, recuerdo (y me espanta el recordar) a un conocido mío -“cientista político”- declarar después de los atentados del 11-S en New York: “está bien, son todos culpables”

¡¡¡IMBECIL!!!

Y se supone que éste tipo está formado. 😯

El universo cultural es bastante más rico y complejo que la pura envoltura simbólico/alienante o super-estructural que supone el marxismo clásico.
Tiene dinámicas propias. Y en última instancia da cuenta de las posibilidades y/o potencialidades de lo “Humano”.
Aquí los más recalcitrantes me podrán acusar de olvidar la estructura de lo social basado en clases y centrada en el conflicto. Pero son ellos los que olvidan que el conflicto no se resuelve en la negación simple, sino en la superación/acumulación de lo anterior en formas más complejas. Y que ese nucleo de generación dialéctico -hoy- podemos entenderlo más fácilmente desde la lógica de los estados emergentes.

Pero no es para allá para donde quiero ir.

En estos días en Argentina (yo no soy argentino, pero vivo acá) he visto en muchos titulares periodísticos, comentarios televisivos y radiales, conversaciones en la Universidad, etc., cierta complacencia -inconcebible- frente a la crisis financiera que afecta a los EE.UU.; comentarios del tipo: “y miren como están los que nos reprochaban el manejo de la economía.”

Me parece espantoso; pues sobre las revanchas intencionadas (pues es verdad que la Argentina si hay algo que ha hecho mal es administrar su economía -al extremo que es una “receta habitual” el financiar crecimiento con inflación 🙄 ) lo que se olvida es quien en verdad sufre tras las crisis economicas: la gente.

Pero tampoco es allá a donde quiero llegar.

Lo que quiero señalar es que el universo cultural que ha generado la cultura “yanqui”, no sólo es chicle y coca-cola. Que ha sido capaz de dar causes nuevos al Arte en sus más variados espacios y niveles.
Que eso es algo que no se puede desconocer.
Que lo Humano (y no digo “Humano” como abstracción) surge una y otra vez de las más increibles y hermosas maneras.

Que el Arte es una herramienta de la política, es cierto. Pero la política no define el Arte.

Aaron Copland

Aaron Copland

Todo esto no es sino por una obra de Aaron Coplan: Appalachian Spring.
Una obra bellísima que conocí hace poco y que hace menos aún, logré adquirir 😉 .

Los mercados por aquí no son muy variados. 😀

Como parte de Appalachian Spring, aparece Simple Gifts. Una canción-himno de los Shakers, una comunidad religiosa fundada en Inglaterra en 1747 como La Sociedad Unida de Creyentes en la Segunda Aparición de Cristo, y llegada a Estados Unidos -en busca de libertad religiosa- en 1774.

Lo que Copland hace con la canción es maravilloso.
Y eso, que la canción, ya es maravillosa.

Aquí subo la version de Copland, y también subo la cación shaker.

Appalachian Spring conducted by Peter Wilson

Simple Gifts – the Shakers

Simple Gifts

‘Tis the gift to be simple, ‘tis the gift to be free,

‘Tis the gift to come down where we ought to be,

And when we find ourselves in the place just right,

‘Twill be in the valley of love and delight.

When true simplicity is gain’d,

To bow and to bend we shan’t be asham’d,

To turn, turn will be our delight

‘Till by turning, turning we come round right.

Que estén todos bien.
Mario.

PD.: Insisto -aunque comunidades religiosas como la la arriba citada no estarían de acuerdo conmigo- tenemos que avanzar hacia una máthesis de lo humano.

Anuncios

3 comentarios

  1. es algo haci como la espera del cristo del elqui?

  2. jajajajaja, noo
    Son tipos muchos más serios que se separan de los quakers.
    Cultivan una ética del trabajo (como protestantes que son) y apuestan por una vida simple y comunitaria. Eran célibes y eso marca entre otras cosas el fin de sus comunidades.
    Si te interesan revisa los links que dejé.
    Yo tengo mis graves diferencias con el cristianismo -y con las sectas protestantes- y no son pocas. Lo que no elude el hecho de una espiritualidad significativa y consecuente; y todo lo que ello nos puede decir acerca del hombre y sus potencialidades.
    Un beso mocosa y muchos besos a Claudio y a mi super sobrino ;).
    Nos vemos en unos meses.
    Muack.

  3. buena anciano venerable….gracias por lo de mocsa…jajajjajaj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: