(In)Desición 2010

No había querido escribir sobre estás elecciones en mi blog, lo que sumado al estado de abando en que lo tenía relegado, hacían poco probable la aparición de este post.
Y sin embargo…

Sin embargo mañana se vota, y por primera vez en 20 años existe la posibilidad real de que sea elegida la derecha. Una derecha que cada vez que siente la cercanía del poder, demuestra que si bien han pasado los años, ha cambiado bien poco.
La pura posibilidad de que esta derecha retrograda, conservadora. integrista religiosa, se posicione nuevamente en el poder (me refiero al Ejecutivo) es aterradora.
Y me centro en lo valórico, porque sobre lo demás, en particular sobre la pertinencia y aplicabilidad del modelo de desarrollo, la diferencia entre ambas candidaturas, es más bien de caracter técnico.

No apoyé a ninguno de los dos candidatos que pasaron a ballotage tras primera vuelta y, lo más esperable es que en esta segunda vuelta votara nulo. Pero no, no lo voy a hacer.
No sólo no voy a votar por aquellos que avalaron el secuestro y tortura de mi padre, la persecución a mi familia, la muerte de mis amigos y me “acariciaron” por días. Sino que tampoco voy a votar por aquellos que hoy y no hace 30 o 20 años, le niegan a las mujeres sus derechos reproductivos (porque claro, si te violan el problema es tuyo, pero si te embarazas la desición es de ellos), le niegan a los homosexuales su derechos ciudadanos, discriminan a mapuches y jovenes (salvo que estos últimos sean gente “decente”, si eres mapuche y joven estás doblemente frito).
No voy a votar por mentalidades de hace dos siglos que viven presa de un nacionalismo xénofobo y fronterizo. NO.
Y podría seguir con la lista de la infamia…

Tengo motivos para no apoyar a la concertación, y son variados; por mis areas de preocupación los más fuertes están relacionados con las políticas ambientales. Pero al menos la Concertación tiene una membrana celular más permeable que la rigida mentalidad economicista de la derecha.

En definitiva mañana voto Concertación (con todos mis peros) no porque esté mirando al pasado como suelen esgrimir los adalides de la desmemoria, sino porque estoy mirando al presente y al futuro y no quiero un mañana administrado por conservadurismos religiosos, fanatismos ideológicos, tecnocratismos económicos.

Cada día tiene su afan y ya mañana daremos otras luchas; lo importante hoy, es avanzar en la consolidación de los espacios obtenidos y no dar un gran salto hacia atrás.

Ojala estén todos bien.
Mario.

Anuncios

Elecciones Municipales – “Indecisión” 2008

Éste Domingo en Chile hubo elecciones alcadicias, sobre las que todos sacan cuentas victoriosas.

Aquí están los resultados. Elecciones.

La Concertación obtuvo más alcaldes (pocasos más) con menor votación que la Alianza; la derecha -que sobrepaso al oficialismo en votos- obtuvo casi todas las capitales del país.

Escuchaba a personeros de gobierno argumentar que en las elecciones de consejos municipales (las -efectivamente- más democráticas y representativas del país), la Concertación se impuso con 9 puntos de diferencia, lo que en lo concreto señalaría el aún respaldo masivo a la coalición de gobierno.

Pero no…, hay que decirlo, en estás elecciones la derecha ganó.

Ganó, porque si bien es cierto que en los Consejos municipales la Concertación se impone, en las Alcaldías la gente vota delegando gestión; y la gente delegó gestión en la Alianza.

Ganó porque el peso político y de reproducción de un Consejo es infimo al lado de una Alcadía (una de las apuestas historicas de la UDI, más especificamente). Y su impacto en la política contigente es aún mayor.
Ganó espacio.

Ganó por que pese a que los odios al interior de la Alianza son entrañables, logró mayor unidad orgánica frente a la Concertación con sus varias listas (en una delirante apuesta).

Y la lista podría seguir.

Tema aparte es lo de las listas concertacionistas, en una apuesta que si bien pudo haber contenido la votación PS-PPD, en lo político es una señal de inorganisimo y fragmentación programática al interior del conglomerado de gobierno, que repercute en la imagen de estabilidad del bloque.

Pero no es eso lo que me llama la atención.

Lo que me llama la atención es que sobre un padrón electoral estancado, que no ha cambiado en lo significativo; donde vota básicamente la misma gente que votó en la última elección, el cambio en las porcentajes de votación a favor la derecha -al no justificarse por la irrupción de nuevos votantes- representa un cambió en la composición política del mismo electotado.
Es decir, Chile se ha derechizado. (al menos en la intención de voto).

Y eso es grave.

No es que diga que el país se va a ir al carajo si gana la derecha; porque no. no se va a ir al carajo; el modelo es fundamentalmente el mismo.

Escuchaba a Bachelet perdir “Unidad, Unidad, Unidad”…, al menos se dan cuenta. El próximo año hay elecciones y de seguir en esté tren no vamos para ningún lado.

La derecha -ya- ganó está elección y la ganó entre otras cosas, pero más definitivamente, porque dejo instalada la sensación de que ganó.
Y eso, en política, no es poco.

Ojala esten todos bien (y un poco menos fachos 😛 ) jajajajajaja, snif… 😦
Mario.

Cumpleaños y…, a 20 años del NO

Y lentamente me acerco a mis primeros 2500 años de vida. (estoy de cumpleaños) 😉
Valentina, hoy me regalo un tema espectacular y aquí lo subo. Es esa tristeza alegre que tanto me gusta, o esa alegre melancolía; no se. El estado de ánimo es confuso, pero inconfundible.

Emir Kusturica & The No Smoking Orchestra-Underground Tango

http://alkkano.googlepages.com/emirkusturicathenosmokingorchestra-u.mp3″

Y esta fue el regalo de Verónica (maravillosa la canción 😉 maravillosa quien me la regalo 😉 )

Fernando Delgadillo – En tu Cumpleaños

http://alkkano.googlepages.com/11-FernandoDelgadillo-Entucumpleaose.mp3″

Hoy -además- se celebran, 20 años desde que echamos al chacal de la presidencia de Chile; con un lápiz y con el mismo mecanismo que él había elaborado para quedarse.

Pueden hacerse muchas críticas al modelo actual y, yo soy el primero en hacerlas; pero nadie en su sano juicio puede extrañar esa época.
Es un tema que se repite de forma recurrente en las discusiones con los chicos que llegaron a la izquierda y desde ahí se radicalizarón -en Democracia- (¡es re-fácil ser ultrón en democracia, haber cuanto durán en dictadura!). Es decir, uno los ve y no sabe si les falto dictadura o les sobro entrenamiento.

Incluso se ve esa actitud en compañeros que militaron bajo las mismas cirscunstancias, en la misma época; y la verdad parece que les quedo gustando vivir fuera de la historia. Imbeciles que dicen cosas al estilo de: “la dictadura no ha terminado, compañero”.

Es cierto, el modelo es el mismo, el enemigo es el mismo, el zapato -si bien de forma más suave- pisa igual que la bota. De eso no cabe duda.
Pero afirmar que aquí no ha pasado nada, que es puro gatopardismo, es un despropósito.

Sino, que recuerden lo que significaba en esos años, simplemete decir “NO”. Y sin embargo lo dijimos.
Recuerdo a viejas que jamas se habían metido en nada, no participaban, no opinaban, uno pensaba que eran de derechas…, participar y motivarse furibundamente en una campañana para sacar al bastardo de La Moneda. Era miedo lo que tenían y, era el miedo lo que habían perdido.

Esa es que quizá la mayor realización de la Concertación de Partidos por la Democracia -más allá de cualquier análisis sesudo al respecto-, el haber logrado que la gente perdiera el miedo.
El haber logrado que la gente tras años de terror ininterrumpido, fuera capaz de tomar un lápiz, entrar en una urna y decir, ¡NO QUIERO MÁS MUERTE!, ¡NO QUIERO MÁS MISERIA!, NO QUIERO MÁS HORROR! Y ¡NO TE QUIERO MÁS A TI, NI A TUI TROPA DE ASESINOS Y PARASITOS (AUGUSTO PINOCHET & CIA.) !

Hoy se hacen muchas críticas, y es bueno hacerlas, pero no debemos perder jamás la perspectiva. Uno escucha hablar contra el transantiago, como si fuera el peor de los males; a mi me parece que miles de desaparecidos es peor -inimaginablemente peor- y sin embargo son los mismos que ejecutaron Chile, los que hoy se presentan como los adalides de la libertad, amparados de manera inconciente (?) por una izquierda que hace tiempo olvido donde está el norte.

Yo soy de izquierda, y lo pienso seguir siendo.
Soy de esa izquierda que en esos años derramó sangre, trantando de detener tanta sangre.
Pero también soy parte de esa generación que entendió, la necesidad y el momento; que entendió que en ese momento lo que importaba no era la ideología, sino detener el terror.
De esa generación que sin olvidar a sus muertos y no estár dispuesta a retrocerder, acepto el desafío a pesar de todas las contrariedades.

De esa generación que voto que NO y que le dio un gran a la vida.

Y hoy a 20 años de triufo del NO en el plebisto del ’88, expresó mi alegría les deseo a todos un Chile mejor.

Para el recuerdo:

Chile, la Alegría ya Viene

Y el que diga que la alegría no llego, es un boludo 😉

Un beso y que estén todos bien
Mario.

Unasur y Evo Morales.

Yo soy de la concertación (socialista específicamente). He escrito muchas veces contra ella en éste blog, he escrito muchas veces criticando a Bachelet en éste blog, y a Lagos y a muchos dirigentes y políticas de la concertación.
He criticado al Estado de Chile y, al Estado en general (“general”, que fea palabra 😛 ). He criticado incluso la noción de democracia.
Me parece que la autocomplacensia no es el camino a seguir, menos en un país con una flagrante mentalidad autoritaria y menos aun con toda la herencia que aún 20 años depués, queda de la dictadura. En un país en que la mentalidad neo-liberal es hegemónica, inclusive en la izquierda más radicalizada.
Me parece que la autocomplacensia no es la vía para generar cambio en el cambio…, y lo que es peor; me parece que la autocomplacensia es el camino que se ha escogido una y otra vez en Chile desde el ¿retorno? a la democracia.

Sin embargo, me parece -también- que ahora ha hecho [Bachelet] algo de una trascendencia mayor de la evidente (y que ya es mucha.)

La reuníon del Unasur, éste lunes 15 de septiembre en Santiagio de Chile, es algo más que un acto en defensa de Bolivia y de su presidente constitucional, frente a la asonada reaccionaria y genocida de una oposición a la que sólo le falta el bigotito y la swástica en brazo. (Asonadas que en Chile conocemos muy bien). Es también una declaración de soberanía regional.

¿Acaso los latinoamericanos no son dueños de defender su propio destino y defender sus democracias a espaldas del imperio?
EE.UU. declaraba -depués de la expulsión de su diplomático en La Paz- que “el señor Evo Morales ha ido está vez muy lejos”.

A ver…

En primer lugar no es el señor Evo Morales, es el Presidente Constitucional y democráticamente electo de Bolivia. Y si no nos apuramos, también es Apu Mallku, título antes ostentado por Tupac Amaru. (pero claro, eso al Imperio no le importa, a no ser que sea Blanco, Anglo-Sajón y Protestante).

Y en segundo lugar, un Estado se encuentra en todo el derecho de expulsar a cualquier y todo diplomático, que considere implicado en tareas de espionaje y sedición. EE.UU. dirá que no es así (y no reservamos el derecho de creerle o no), Pero el Presidente Evo Morales, sólo hizo uso de una atribución.

Y si a alguien no le gusta, bueno…, como dijo Chavez: ¡¡¡SE VA AL CARAJO, AL CARAJO, AL CARAJO!!!.

América-Latina, esa…, la morena, la bonita, de a poco va encontrando un camino -conducida desde las más diversas experiencias, con la mayor variedad de grados de diferencia (de Lula a Correa, de Chavez a Tabare) y de profundidad- de independencia, soberanía y autoreconocimiento.

Hace un tiempo discutía con un chicos marxistas aquí en Argentina, y les decía -y aún lo sostengo (y lo he escrito antes en éste blog)- que en países como los nuestros la contradicción fundamental no es en lo inmediato la contradicción de clases, sino que está mediada. Que al haber pasado los países centrales sus costos de producción a la periferia, la contradiccón principal sigue siendo la soberanía; y ahora que del capitalismo multinacional, pasamos al transnacional y globalizado, los fenomenos de des-localización y flujos golondrina, nos obligan con más fuerza que nunca a levantar esa soberanía tantas veces pisoteada.

Y en ese proceso, iniciativas como la reunion del Unasur es central, es un hito de autorreconocimiento continental y me parece valorable.
Y eso, sí se lo reconosco a la Concertación y a Bachelet.

No creo que sea un proceso definitivo e irreversible; pero sí es un proceso en el que debemos profundizar.

Otro tema del que no voy a hablar son las nefastas críticas y declaraciones decalificativas al proceso, de esa Bestia Inamible de la derecha criolla, Carlos Larraín; pues es evidente -como señaló un personero de gobierno- la tremenda diferencia entre una presidenta como Bachelet y un viejo oligarca latifundista como Larraín (bueno…, él no uso esas palabras, pero la idea es la misma 😛 ).

Y bueno, es tarde, y me tengo que ir (estoy en un Cyber), pero es algo sobre lo que me gustaría seguir escribiendo.

Ojala estén todos bien.
Y más libres… y, más soberanos.

Un beso.
Mario.

Carlos Larraín

Hay que reconocer que el Presidente de Renovación Nacional, ha venido a llenar un hueco.
Es decir…, ¿que fue de aquellas tardes de martes (sus famosos martes), en que el inefable y siempre nefasto Almirante Merino (por no llamarlo golpista genocida), nos regalaba alguna estupides, no por bella menos brutal; como cuando dijo que el leía a los señores Ortega y Gasset o cuando expresó que los bolivianos eran auquénidos metamorfoseados, enseñando de paso ese pequeño Hitler que llevaba dentro?

Pero Merino de improviso murio…, y perdimos su ocurriencia delirante, su descarada desfachates.

Pero no por mucho, Carlos Larraín llegó al rescate.

Es que…, nadie puede declarar lo que él declara y mucho menos usar las palabras que él usa. (v.g.: “chanchullo” 😛 )

Ese tono de patrón de fundo bondadoso y brutal. Buscando palabras sencillas para hacerse entender por el perraje (mostrando la imagen de la gente con la que realmente opera) y no viendose más que ridiculo, siútico y descarado.

¿Y porque escribo esto en un blog que de común es más amable y donde por principio no agredo a nadie?

Porque su última declaración me hizo recordar lo peor del regimen militar .

“Yo personalmente creo, y voy a decir una cosa terrible que seguramente me va a significar un castigo de alguna divinidad planetaria, que aquí funcionó la Internacional Socialista, porque razones económicas para que el BID financiara el Transantiago no había absolutamente ninguna”
(La Tercera, 31/08/2008)

¿A alguno le suena?
Es decir, no hay que tener muy buena memoria para recordar que las Naciones Unidas condenaban la Violación de los Derechos Humanos, porque estaban infiltradas por el MARXISMO… 😯
(si alguién no habituado a regímenes dictatoriales lee esto, habría que aclararle que es de lo más suave que se dijo)

¿Se siente perseguido por socialistas ahora aliados con fuerzas planetarias más allá de su control?
¿El Universo conspira en su contra?

Y eso sin contar que ahora este “cara’e raja” se revela contra un préstamo para la solución de un problema real; cuando no dijo nada mientras la Dictadura no sólo endeudaba el país hasta lo inimaginable, sino que además se lo vendía a sus amigos.

Pero claro, la idea es no dar solución -utilizando las garantías de un gobierno democrático- a un problema tan grande como el Transantiago. Sino…, capaz que el candidato de la derecha baje en las encuestas.
Porque, sí; el transantiago ha sido lo peor para este gobierno, desde la mala implementación, la pesima gestión y el delincuencial incumplimiento de las bases de licitación por parte de los operadores (que demás esta decir, el inefable Larraín también se opone a que sean sancionados.)

Si es capaz de jugar con la dignidad de la gente, por unos cuantos votos más, no es necesario un gran esfuerzo para saber lo que llegaría a pasar si la derecha voviera al poder.

Yo lo he dicho antes en este blog; no creo en los Estados y la Democracia Liberal Representativa, no me libera ni representa; pues obstruye la participación real.
Pero hay que reconocer que dentro de este marco, la apuesta por los gobiernos socialdemocratas de la concertación, frente a una derecha que oscila entre la oligofrenia y la hipocresía desatada, sigue siendo la única opción posible.

A veces pensamos que a 20 años de terminada la dictadura el discurso de reproducción política que enfrenta democracia y dictadura, esta agotado y ya no es real. Y eso es cierto en parte; pues…, está agotado. Pero Carlos Larraín nos recuerda cada vez que abre la boca, que esta diferencia está tan presente y es ta real como siempre.

Escribo esto en un Ciyber y ya me tengo que ir, es una buena suerte porque ya me estaba enojando.

Ojala estén todos bien.
Mario.

Una duda

¿Tenemos Presidente o Papá?

En serio me asalta la duda.

(que no se mal entienda, me gusta Lagos y me gusta harto, pero esto ya es un poco demasiado)

O sea… ¡¡¡paren!!!

Le aguantamos y alabamos su tono de autoridad, nos llama la atención esa curiosa mixtura de izquierda portaliana, defendemos su ímpetu al extremo de justificar que haga callar a los que protestan en su contra (lo de Valdivia fue de leyenda)…

Pero ahora que se han complicado las cosas con Perú no puede decirle a la prensa que no haga preguntas histéricas e irresponsables (aunque ciertamente lo son) para que después salga calmando al país cual padre que informa al hijo diciendo que sabe lo que es mejor para él solo que no se lo explica porque no lo va a entender…

Papá nos dijo quien era Mamá y sepulto definitivamente las primarias. Y de paso escogió a la –hasta ahora- futura Presidenta de Chile

Papá ha sido un buen Presidente; al extremo que su popularidad es tal, que podría hacer “caca” en público si quisiera y subiría en las encuestas.

Pero ese nos es el presidente que quiero, aunque me guste; porque ese no es el país que quiero.
Peleamos contra la dictadura para ser algo más que los hijos del presi…

Podrán decirme y con razón que cada pueblo tiene los lideres que se merece; el problema es que Lagos es un gran lider. Y eso no se justifica un pueblo de oligofrénicos…

17 años de dictadura no pasaron en vano…

Un beso en la oscuridad
Alkkáno