Il Trillo del Diabolo (El Trino del Diablo) – Giuseppe Tartini

Giuseppe Tartini

Pareciera ser que no importa lo que se piense está fuera de toda duda que en el violín, el Diablo es el mejor…. Y la historia parece insistir en ello, al extremo que no sólo un violinista como Paganini (el pequeño pagano) sino también su violín -Il Cannone (El Cañón, un Guarnerius -que prefirio siempre a sus 7 stradivarius- hoy exhibido en el Palazzo Tursi, sede del Ayuntamiento de Génova) fue anatemizado.

Tartini contribuye a esta leyenda, con una pieza maravillosa, “Il Trillo del Diabolo”.

“Una noche, en 1713, soñé que había hecho un pacto con el Diablo y estaba a mis órdenes. Todo me salía maravillosamente bien; todos mis deseos eran anticipados y satisfechos con crece …s por mi nuevo sirviente. Ocurrió que, en un momento dado, le di mi violín y lo desafié a que tocara para mí alguna pieza romántica. Mi asombro fue enorme cuando lo escuché tocar, con gran bravura e inteligencia, una sonata tan singular y romántica como nunca antes había oído. Tal fue mi maravilla, éxtasis y deleite que quedé pasmado y una violenta emoción me despertó. Inmediatamente tomé mi violín deseando recordar al menos una parte de lo que recién había escuchado, pero fue en vano. La sonata que compuse entonces es, por lejos, la mejor que jamás he escrito y aún la llamo “La sonata del Diablo”, pero resultó tan inferior a lo que había oído en el sueño que me hubiera gustado romper mi violín en pedazos y abandonar la música para siempre….”

Dado tan magno aval y antecedentes, no lo puedo sino compartir.

Il Trillo del Diabolo (El Trino del Diablo)
Guiseppe Tartini.

Parte uno

Parte dos

Ojala estén todos bien.
Mario.