(In)Desición 2010

No había querido escribir sobre estás elecciones en mi blog, lo que sumado al estado de abando en que lo tenía relegado, hacían poco probable la aparición de este post.
Y sin embargo…

Sin embargo mañana se vota, y por primera vez en 20 años existe la posibilidad real de que sea elegida la derecha. Una derecha que cada vez que siente la cercanía del poder, demuestra que si bien han pasado los años, ha cambiado bien poco.
La pura posibilidad de que esta derecha retrograda, conservadora. integrista religiosa, se posicione nuevamente en el poder (me refiero al Ejecutivo) es aterradora.
Y me centro en lo valórico, porque sobre lo demás, en particular sobre la pertinencia y aplicabilidad del modelo de desarrollo, la diferencia entre ambas candidaturas, es más bien de caracter técnico.

No apoyé a ninguno de los dos candidatos que pasaron a ballotage tras primera vuelta y, lo más esperable es que en esta segunda vuelta votara nulo. Pero no, no lo voy a hacer.
No sólo no voy a votar por aquellos que avalaron el secuestro y tortura de mi padre, la persecución a mi familia, la muerte de mis amigos y me “acariciaron” por días. Sino que tampoco voy a votar por aquellos que hoy y no hace 30 o 20 años, le niegan a las mujeres sus derechos reproductivos (porque claro, si te violan el problema es tuyo, pero si te embarazas la desición es de ellos), le niegan a los homosexuales su derechos ciudadanos, discriminan a mapuches y jovenes (salvo que estos últimos sean gente “decente”, si eres mapuche y joven estás doblemente frito).
No voy a votar por mentalidades de hace dos siglos que viven presa de un nacionalismo xénofobo y fronterizo. NO.
Y podría seguir con la lista de la infamia…

Tengo motivos para no apoyar a la concertación, y son variados; por mis areas de preocupación los más fuertes están relacionados con las políticas ambientales. Pero al menos la Concertación tiene una membrana celular más permeable que la rigida mentalidad economicista de la derecha.

En definitiva mañana voto Concertación (con todos mis peros) no porque esté mirando al pasado como suelen esgrimir los adalides de la desmemoria, sino porque estoy mirando al presente y al futuro y no quiero un mañana administrado por conservadurismos religiosos, fanatismos ideológicos, tecnocratismos económicos.

Cada día tiene su afan y ya mañana daremos otras luchas; lo importante hoy, es avanzar en la consolidación de los espacios obtenidos y no dar un gran salto hacia atrás.

Ojala estén todos bien.
Mario.

Anuncios

Arrate Presidente

Socialistas votan por Socialistas.
Y al hacerlo, votan por un Chile para todos.

Arrate Presidente.

Jorge Arrate

SSocialistas votan por Socialistas

Eluana Englaro…

Llevo días escuchando y leyendo noticias sobre la italiana, Eluana Englaro y, si debe morir o no. Y sobre como se ha convertido todo esto en un caso político.

Fallo de la Corte Suprema, intervención de la Iglesia (que quiere salvarnos aun sin nuestro consentimiento: ¡Sieg Heil! Su Santidad 😯  ) , decreto del Primer Ministro Berlusconi, veto del Presidente  Giorgio Napolitano,  amenazas de Berlusconi de llamar al Parlamento y, la clínica La Quiete que ya empezó el proceso de “Eutanasia Pasiva”…

Todo esto en el marco de una lucha de 10 años de Beppino Englaro (padre de Eluana) por que su hija tenga una muerte digna y para recuperar -él- una calidad humana de vida.

La Eutanasia para mí, no es tema; la acepto, me parece válida y digna. Creo en el derecho al Buen Morir y que ese derecho debe ser respetado.
Tiempo atrás escribía aquí mismo sobre el derecho al suicidio.

Lo que me molesta es el concepto de “Eutanasia Pasiva”, es decir -en este caso- le van a dejar de dar comida de forma paulatina, hasta que muera de hambre o por algún fallo sistémico…

Es decir, creo en la eutanasia, porque me parece humanitaria… ¿Pero es humanitario matar alguien de hambre? (aunque no se de cuenta)…

Es comprensible, sí… Evita todo el lío por las implicancias que una medida activa, tendría con el homicidio…, pero es complicado.
Una Eutanasia Activa me parece en este caso lo mejor.
Claro que nuestras legislaciones tendrían que avanzar “un poquito”…, para que eso fuera posible… (y no es ironía, sino sarcasmo).

Ahora…

Esto también me importa por otra cosa…

Porque soy chileno, y en Chile la derecha que en estas elecciones aspira -con serias posibildades- a la Presidencia y, en especial su candidato, no sólo admiran, sino, también, tienen grandes parecidos con Berlusconi…

Aterrador…
(pero del terror malo, de ese que ni Ed Wood se hubiera atrevido a filmar…)

La otra vez discutía con unos amigos y señalaba que no creía que de ganar la derecha, la economía fuera a cambiar drásticamente, después de todo la concertación no sólo ha validado, sino que ha bien administrado el modelo. Pero que sí, en el campo cultural, valórico y de los derechos civiles el cambió me parecía nefasto y brutal…

Baste recordar que durante el ballotage en la elección presidencial pasada, ésta misma derecha, con éste mismo candidato, señaló como defecto moral insalvable, de la entonces candidata socialista y hoy presidenta de Chile, Michel Bachellet, ¡el que era madre soltera!

Una derecha que cuando fue gobierno durante la Dictadura Militar, prohibió, para festín de la Iglesia, ¡el aborto terapéutico!… (total…, que las madres mueran no importa mientras… esté feliz Su Santidad…! No, sí no se preocupe…, ¡Sieg Heil! Su Santidad!!! )

Y así podríamos seguir, con una larga lista de barbarismos, fascismos y, medievalismos, de nuestra tan vernácula derecha…

Después de todo, la bestialidad es siempre la misma…

A decir verdad, el problema de Eluana y Beppino Englaro, es el problema de una sociedad -y no hablo de localismos- que aún no se anima a pasar a la mayoría de edad…

De una sociedad que aún espera y confía en lo que diga Su Santidad…, y que no tiene más motivo para esperar y confiar que el que se trate de Su Santidad…

Escucho a la Iglesia, escucho a Berlusconi, escucho a la derecha vernácula, contemplo la lucha de un hombre porque su hija no sea más una planta de plástico y pueda morir como un ser humano, con dignidad y a todos aquellos que se le oponen, y recuerdo “Ran” de Akira Kurosawa, cuando el misionero cristiano ora y bendice, a las tropas que salen a la batalla y el  guerrero levanta su brazo en Hitlergruß, y grita: ¡AMÉN!

Son las 6 y 24 de la mañana, estoy cansado y quiero dormir…
Me gustaría seguir escribiendo, pero es más un estado de animo que otra cosa…

Presos del fanatismo doctinal, que nos quiere salvar pese a -y contra- nosotros, se hace necesario clamar…

LIBERTAD PARA ELUANA!!!

Eluana Englaro

Eluana Englaro

Ojala estén todos bien.
Mario.

Y gano Obama (volví :P )

Todo parece indicar que gano Obama -aunque depués de la prrimera elección de Bush y el fraude en California, nada es seguro- y es algo que todos reconocen.

No deja de ser significativo, como se mundializo está elección, no había país donde no se hicieran grupos por Obama; y eso, más allá de lo que nos paresca el candidato demócrata -hoy presidente electo- no deja de ser una victoria de los EE.UU.
El mundo tiene nuevo presidente 😦
No cambiara mucho la política internacional de los EE.UU. En vez de Irak, el centro será Afganistan, pero el Estado estado-unidense seguirá siendo el Estado más beligerante de la historia…, y bueno, tantas cosas más.

Pero eso no da para pensar lo que siempre se ha dicho respecto a que no hay diferencia entre demócratas y republicanos; hay diferencia y mucha.
Al menos se trata de un liberal, lo que no deja de ser un respiro después de tanto neo-conservadurismo.

Me gustaría escribir más, pero no duermo hace 28 horas y estoy cansado.
Después volvere sobre este post.
Que estén todos bien.
Mario.

Volví 😉

Interesante que más de la mitad del electorado blanco haya votado por un afro-americano.
La verdad, está elección me sorprendió; aunque todos suponían que ganaba Obama, yo aún apostaba al peso del voto WASP ( White, Anglo-Saxon and Protestant, o también White, American, Southern and Protestant ), el mismo que aseguro a Bush hijo, en su segunda elección; es decir tenía una gigantesca confianza en la estupidez humana.
Sobre todo cuando Mc Kein remontó en la encuestas tras la suma a la formula presidencial de Sarah Palin, algo así como “La mujer que volvió del frío” 😛 . Pero supongo que cuando la Palin amenazó con declararle la guerra a Rusia 😯 en un eventual escenario beligerante en Georgia; hasta el más conservador de los conservadores se preguntó:

WHAT FUCK HAPPEND?


Es decir… 🙄 Es decir… (Aquí está el video de la Palin)
La guerra a Rusia :mrgreen: jajajajajajajajaja

Ahí si que nos vamos todos al…, bueno, lo escribí más arriba 😉

Se ve fea para Obama, recibe un país en la peor crisis económica de los últimos 100 años, recibe un país empantanado en el medio-oriente, con una deuda fiscal por decir lo menos “gi-ga-tes-ca”, hereda 8 años de la nefasta adminstración Bush y todas sus deudas y déficit sociales.

Pero también recibe el país con la mayoría en el senado y la Camara de Representantes. Que alguién me corrija pero un triunfo así no lo había desde Reagan ¿No?.

Como decía más arriva no creo el viejo mito de las izquierdas, acerca que republicanos y demócratas sean dos versiones de los mismo. Eso es por de pronto confundir el juego con los jugadores; y de una forma más terrible, es saber poco de historia.
Barak tiene ahora una oportunidad pocas veces ofrecida de señalar la diferencia, de convertirse en el símbolo ostensivo de esa misma diferencia.

Y en virtud de esa diferencia y después de 8 años de brutalidad e ignorancia bien podemos decir:
Congratulations, Mr. President

Hay que ver como le va.
Hay que ver que hace.

No creo que las condiciones para la periferia en su relación con el Imperio, cambién demasiado; hay políticas permanentes de Estado que van más allá de los presidentes. Y que actúan incluso al nivel de determinantes culturales.
Además la situación interna de EE.UU. es apremiante.

Pero el proceso de Obama se ve interesante de seguir.

Yes We Can – Barack Obama Music Video

Ojala estén todos bien.
Mario.

Elecciones Municipales – “Indecisión” 2008

Éste Domingo en Chile hubo elecciones alcadicias, sobre las que todos sacan cuentas victoriosas.

Aquí están los resultados. Elecciones.

La Concertación obtuvo más alcaldes (pocasos más) con menor votación que la Alianza; la derecha -que sobrepaso al oficialismo en votos- obtuvo casi todas las capitales del país.

Escuchaba a personeros de gobierno argumentar que en las elecciones de consejos municipales (las -efectivamente- más democráticas y representativas del país), la Concertación se impuso con 9 puntos de diferencia, lo que en lo concreto señalaría el aún respaldo masivo a la coalición de gobierno.

Pero no…, hay que decirlo, en estás elecciones la derecha ganó.

Ganó, porque si bien es cierto que en los Consejos municipales la Concertación se impone, en las Alcaldías la gente vota delegando gestión; y la gente delegó gestión en la Alianza.

Ganó porque el peso político y de reproducción de un Consejo es infimo al lado de una Alcadía (una de las apuestas historicas de la UDI, más especificamente). Y su impacto en la política contigente es aún mayor.
Ganó espacio.

Ganó por que pese a que los odios al interior de la Alianza son entrañables, logró mayor unidad orgánica frente a la Concertación con sus varias listas (en una delirante apuesta).

Y la lista podría seguir.

Tema aparte es lo de las listas concertacionistas, en una apuesta que si bien pudo haber contenido la votación PS-PPD, en lo político es una señal de inorganisimo y fragmentación programática al interior del conglomerado de gobierno, que repercute en la imagen de estabilidad del bloque.

Pero no es eso lo que me llama la atención.

Lo que me llama la atención es que sobre un padrón electoral estancado, que no ha cambiado en lo significativo; donde vota básicamente la misma gente que votó en la última elección, el cambio en las porcentajes de votación a favor la derecha -al no justificarse por la irrupción de nuevos votantes- representa un cambió en la composición política del mismo electotado.
Es decir, Chile se ha derechizado. (al menos en la intención de voto).

Y eso es grave.

No es que diga que el país se va a ir al carajo si gana la derecha; porque no. no se va a ir al carajo; el modelo es fundamentalmente el mismo.

Escuchaba a Bachelet perdir “Unidad, Unidad, Unidad”…, al menos se dan cuenta. El próximo año hay elecciones y de seguir en esté tren no vamos para ningún lado.

La derecha -ya- ganó está elección y la ganó entre otras cosas, pero más definitivamente, porque dejo instalada la sensación de que ganó.
Y eso, en política, no es poco.

Ojala esten todos bien (y un poco menos fachos 😛 ) jajajajajaja, snif… 😦
Mario.

Seremos trogloditas!!!

Increible…
Increible que despues de hablar del cambio cultural que significa tener una mujer presidente en un país como éste, la prensa se pregunte si va a haber que decir “Presidente o Presidenta”, que un programa de farandula en televisión se resarza especulando acerca de las nuevas notas sobre el “vestuario presidencial”, o que le pregunten en una entrevista como fue su primer beso (¡ALGUIEN LE HA PREGUNTADO ESO A LAGOS!) en clara señal que aún falta mucho por avanzar en éste país, que la nueva Presidenta (los genéricos son masculinos así que debería ser “Presidente”; pero el uso es el que manda y me gustara bastante la palabra “Presidenta”) sigue siendo una rareza en una cultura que no termina de entender que el poder no es una cuestión de genero-

Eso.
No escribo más y no he escrito más respecto a esto ya que no creo que el sexo del presidente sea un tema relevante. Es importante sólo en la medida que habla de nuestras propias limitaciones de machos subnormales; y eso es más tema para un psicoanalista que para mi blog.
(aunque uno nunca sabe)

Alkkáno.
Un beso en la oscuridad