Non Nobis Domine

“NON NOBIS DOMINE, NON NOBIS SED NOMINE, TUO DA GLORIAM”

señalaban los Pauperes commilitones Christi Templique Solomonic, más conocidos como Caballeros Templarios…, bajo la inspiración de San Bernardo de Claraval.

Hace unos días volvía a ver Henry V -en la versión de Kenneth Branagh- de William Shakespeare (he de asumir que Shakespeare me emociona hasta el paroxismo ), obra en la que el buen William hace decir al Rey de origen gales, tras la batalla de Agincourt:

Henry V

Do we all holy rites:
Let there be sung ‘Non nobis’ and ‘Te Deum’;
The dead with charity enclos’d in clay-
And then to Calais; and to England then;
Where ne’er from France arriv’d more happy men

Y sitúa este parlamento en Francia, sitio donde se perpetro el crimen contra la Orden del Temple, a manos de Felipe IV de Francia (el Hermoso) y, el Papa Clemente V (Bertrand de Got).

No me interesa entrar aquí en interpretaciones de caracter meta/para-histórico, ni especular acerca del “iniciado” Shakespeare, o de la posible relación de Henry V (extrañamente nombrado dos veces Caballero, una por Richard II de la casa de Plantagenet y otra por Henry IV) con alguna supervivencia templaria, o de la peregrinación Henry IV a Jerusalem, etc… Si a alguien le interesa, la web esta poblada abundantemente de material esotérico-conspirativo (con desiguales calidades).

Simplemente me interesa señalar una hemosa simetría.
Y compartir el texto Henry V, junto con el video del canto interpretado en la película…
Un hermoso lema, una hermosa interpretación…

Ojala lo disfruten.

Non Nobis Domine, Non Nobis, Sed Nomine Tuo Da Gloriam

Que estén todos bien.
Mario.

Anuncios

Paranoia Hermenéutica 3 (…a propósito de Marguerite Duras)

Veía el otro día una reposición de Apostrophes, donde Bernard Pivot entrevistaba a Marguerite Duras, un monstruo de escritora, de esas que crean espacio con sus libros.

El asunto es que en medio de la entrevista la Duras lanzó un juicio demoledor contra Jean-Paul Sartre; a saber, “Sartre no era un escritor” Bataille, Blanchot escribían, pero Sartre no. Y lo justificaba diciendo que cuando Sartre escribía, la escritura era sólo una preocupación secundaria, frente a lo ideológico, lo discursivo, la filosofía, etc…

Y bueno…, entonces… ¿Qué es escribir?
¿Qué es la escritura entonces?

¿Es posible sumerguirse en la escritura como lugar o como tiempo y, perderse en sus topologías, llevando a cabo extraordinarios descubrimientos geográficos, sin ninguna preocupación, pretención o intención extra-escritural?

La entrevista maravillosa; en lo que hace tema a la relación vida-política planteda por Duras, da ya para horas y horas y páginas y páginas de escritura. De esa escritura que una vez más me entra en crisis; pues si antes no sabía si se me entendía o donde ponía el cuerpo…, hoy ni siquiera se si escribo.

Pero que haya límites al escribir, no significa que los haya al leer.

Dejo aquí linkeado El Amante de la China del Norte, por si alguién lo quiere leer.

Y porque no… El Mal de la Muerte.

Ojala estén todos bien.
Mario.