La Ciudad de la Furia…

Hoy día en Buenos Aires los titulares televisivos encabezaban sus noticias, con un referencia a la canción de Soda Stereo, “La Ciudad de la Furia”.
Y es que había una maniferstacion masiva: Una marcha “Contra el Hambre” (en Argentina mueren de 8 a 10 chicos de hambre al día 😯 una cifra intolerable…). Hubo también un recital de Los Fabulosos Cadillac en el estadio de River y -además- un paro del servicio de Tren Subterraneo.
Todo esto sumado, colapsó el sistema de transito de la ciudad.

Y son varias las cosas que aparecen y que se podrían decir.

Uno de los temás surgidos -en Filosofía Política- en los albores de la modernidad, es la distinción -resuelta fácticamente por el mismo quehacer político moderno- entre “Pueblo” y “Muchedumbre” o multitud…
Me parece que la opción que la modernidad política toma por la noción de “pueblo” (al menos en lo discursivo) , obedece a que la misma noción opera performativamente instalandose como realidad social en su uso.
Presenta un contrario con una composición orgánica clara, faciñlmente administrable, en un juego político que el mismo “pueblo” entendería guiado por el poder como un juego de damas, en un tablero cartesianamente organizado; reducido a un puro juego de posiciones (“un paso atrás, dos adelante” dirán los más ortodoxos 😛 ).

Es una noción que presenta dificultades, pues cada vez que “el pueblo” ha hecho irrupción en la historia, lo ha hecho como “multitud”, con una potencia arrolladora; pero inorgánica en su hacer y con una direccion clara las menos de las veces.
Y es que un agregado de cuerpos es eso, un agegado de cuerpos que es su estallido, hace saltar las condiciones mismas del poder en el lugar básico y fundamental del señorío: el cuerpo.

La Revolución Rusa -por ejemplo- desde está perspectiva no fue la Revolución de Octubre, sino la de Mayo…, a la que los revolucionarios “profesionales”, en Octubre, no hicieron más que acallar, ordenando el gallinero (si se me permite el chilenismo), y disolviendo los soviets como muestra final de la pura reificación del Poder Zarista, bajo las banderas bolcheviques. (Demás esta decir que después tuvieron que matar a muchos bolcheviques.)

El mismo Lenin opera con una noción equivoca de pueblo, unas veces se refiere a la masa inorgánica, al conjunto de la sociedad y otrás veces a ese “pueblo conciente” oprimido por la burguesía y organizado en su resistencia…, coordinada y dirigida por “El Partido”, claro está…

Y sin embargo a la hora de la verdad…, el pueblo donde mismo…
(no le echemos la culpa al buen Lenin, que no era ningún tonto y, advirtió contra las desviaciones burocráticas y el camarada Stalin).

Y digo todo esto, porque me parace que Argentina (y aquí algún argentino me querrá pegar) es un país con una modernidad política no resuelta a cabalidad -Peronismo mediante- que carece de la un sistema impersonal de instituciones -Peronismo mediante- y con una lógica de irrupción de masas que no ha resuelto sus dinamicas de participación más allá de la declamación ad populum -Peronismo mediante…

Y no es que no me agrade el Peronismo (la verdad, no creo en la asignación de categorías de “verdad” ) su concepción corporativa de lo social, su tendencia industrializadora, la lógica integracionalista desde el afiansamiento de lo nacional, son tremendamente interesantes. Pero un Populismo radical, centrado en la figura del “Lider”, sobre todo en un país que desde las políticas educativas del siglo XIX, venía con una formación -entendiendo la educación casi como “Religión de Estado”- que exaltaba la figura del Heroe; genera resultados que lindan con lo nefasto…

Por eso, hoy veía las noticias y habían imagenes en las que no podía dejar de reparar.

Quebracho

¿Sé entiende?

A ver…, ¿está es una Democracia no?
Podemos no creer en la democracia, pero de ahí a suponer que de lo que se trata es de combatirla, cómo si fuera la dictadura, es otra cosa… Y habría que ver como les va en dictadura…, hace un tiempo ya un chico de la izquierda argentina, me decía (frente a mis reclamos por estupides ajena):

-Noooo! Si nosotros sabemos que hacer si la represión se pone fea… Y esto…, y esto…, y esto otro…

Y la verdad viniendo -el que escribe- de una generación que vivió violentos enfrentamientos en la lucha contra la dictadura (la chilena, que era especialmente brutal a la hora de reprimir), ese chico está muerto. Y si no lo está es por que no lo quieren.
Y lo digo en serio, porque esos muchachos son absolutamente funcionales a lo que quieren combatir.

Son parte de un bien ordenado tablero de damas, cartesianamente organizado; reducido a un puro juego de posiciones (“un paso atrás, dos adelante” dirán los más ortodoxos 😛 ).

¿Se entiende?

Y sin embargo a la hora de la verdad…, el pueblo donde mismo…

Y lo peor de todo es que sus demandas son legítimas. Pero en su accionar estulto y perdido, invisibilizan la misma legitimidad de sus acciones, hasta hacerla desaparecer…

Hoy veía además hacia el final de día “Land of the Dead” de George Romero. Y la veía porque tiene dos meritos fundamentales.

Asia Argento

Asia Argento, que hace hasta de las peores películas algo digno de ser visto…, por ella 😉 😛
jajajajajajajaja.
(Incluso -gracias a ella- Triple X, se convirtio en una película para ver 😛 )

Y porque las películas de Zombies de Romero, son metaforas de la marginalidad.

Desde la primera, que mostraba una sociedad acosada por “lo otro”, y que reaccionaba con violencia…
Hasta ésta, parapetados en un edificio de lujo, con una masa alrededor, a la que se “ha mantenida ocupada y se le han dado diversiones y vicios”…, excluyendo a “lo otro”, los zombies.., que sólo tienen hambre…, pero que en está pelicula además han empezado a aprender…

Las comparaciones huelgan…

Mientras unos niños juegan a la guerra, las masas tiene hambre.
Mientras unos se creen la vanguardia del pueblo organizado, las masas tiene hambre…
Mientras unos paralizan la ciudad, las masas tiene hambre…

Y si no los detienen es porque son funcionales a que las masas sigan con hambre…, porque ellos no son las masas…
Y allí, donde han ganado…, las masas han seguido hambrientas…

Eso.
Es tarde y,  estoy en un cyber y, me tengo que ir….

La Ciudad de la Furia – Soda Setreo

Ojala estén todos bien.
Mario.

Anuncios

Fuga en el siglo XXIII

Curioso..; el otro día de visita donde mi madre me toco acompañarla al supermercado y atravesando el Mall rumbo a él, no pudo dejar de llamarme la atención el hecho que uno podría vivir perfectamente ahí adentro si hubiera donde. Hay comida, hay ropa, hay asistencia medica, hay gimnasios y lugares de diversión; incluso en el Mall de Viña !hay una Universidad!

Se que es mucho lo que se ha escrito al respecto (recomiendo especialmente “Escenas de la vida Postmoderna” de Beatriz Sarlo) pero esa ciudad en miniatura no deja de maravillarme, no porque crea que se trata de un avance de la modernidad como pretenden hacernos pensar; sino porque me trae a la memoria “La Fuga de Logan” (Logan’s Run, 1976) que muchos de nosotros conocimos como “Fuga en el Siglo 23” que dicho sea de paso se filmo en un Mall.

Es como si la vida no estuviera en otra parte, como si el mundo incontaminado y asceptico solo fuera el “El allí adentro”. Los jovenes lo convierten en lugar de reunión, si quieres te tomas un café y en el supermecardo puedes comprar desde habas hasta botes.

La verdad este escrito no propone nada, ni reflexiona acerca de nada, solo describe -a modo de auto-terapia- la tremenda desazón y asfixia que me toco vivir. Esa horrible sensación de estar rodeado de TODO; una especie de Aleph borgeano que despliega espacialmente su infinitud, incapaz de contenerse en su puntual unidimensionalidad.

La música, los colores, las parejas. Una especie de Ready-Made gigante donde nada tiene conexión lógica más alla de la fiebre de consumo, frente al cual, la exclusión significa la muerte.

Pero bueno…, estoy en un Cyber y me tengo que ir. Quiza durante la noche desaparesca el terror.

Un beso el oscuridad
Alkkáno