Operation Last Chance

anti-naziYo no sabía que el Centro Simon Wiesenthal había lanzado en -en chile incluido- una campaña (el año pasado) para atrapar prófugos nazis que aún quedan en libertad.
Y la verdad me parece bien, ofrecen una recompensa, pero eso es algo que debiera hacerse gratis; es decir…, no tengo que esperar que me paguen para denunciar a un genocida.

Hoy conversaba de eso con unos chicos; que discutían la valides (moral) de enjuiciar a personas -las que aún vivan- ya ancianas, poco “mal” pueden hacer a la sociedad. Y para rematar cuestionaban la legitimidad a la existencia del Estado de Israel.

Pero…
No son enjuiciadas por lo que puedan hacer o no, sino por lo que hicieron. Se podra poner reparos acerca de la edad, pero esa es una situación que cada sistema judicial debe decidir y me parece que además dada la atrocidad del crimen nadie implicado en él debe escapar de la justicia

Sobre el Estado de Israel, ya he escrito en éste blog. No comparto su política en lo que respecta al pueblo palestino y los territorios ocupados. Pero cuestionar su legitimidad es un delirio. La verdad no me parece que haya mucho que argumentar sobre eso, porque no se demuestra lo evidente.

Y en última instancia, prefiero el Estado Moderno de Israel con todos sus defectos, a formas premodernas de gobierno. ¿O algún furibundo defensor del Islam (y aclaro que a mí me fascina la riqueza del pensamiento islámico) estaría dispuesto a vivir bajo la ley coránica?

Pero volviendo a lo otro…
Aunque tengan 110 años y vivan atados a una maquina para poder respirar, deben ser enjuiciados. Se debe dar la señal; sobre todo hoy en día que los “nuevos nazis” reclaman tolerancia y lloran:

“buu, buu, me discriman porque soy facho…, buu…”

Al final resultaron ni ser tan fuertes, y para nada superiores.
Y al primer descuido tolerante recordaremos lo que pasó en los descuidos anteriores.

Insisto, hasta el último día debe darse la señal, hay que evitar la desmemoria, deben ser arrojados al tacho de basura de la historia.
Está bien, las ideas no mueren, y apareceran una y otra vez. Y por lo mismo, una y otra vez aquellos que defiendan ideologías de éste tipo deben ser extirpados del cuerpo social.
(no creo en la pena de muerte, pero hay formas y formas).

Aquí esta la noticia del año pasado. (en EMOL)

——

Lanzan campaña para hallar criminales nazis en Chile

EFE

Aribert Heim se ha transformado en uno de los ex nazis más buscados desde el fin de la II Guerra Mundial. Se cree que está en Sudamérica. Foto: EFE

La suma es para quienes proporcionen “información relevante”. Campaña es encabezada por el director del Centro Simon Wiesenthal en Israel, Efraim Zuroff, además del presidente de la Comunidad Judía de Chile, Gabriel Zaliasnik.

Viernes 30 de Noviembre de 2007 
14:33 
Natacha Ramírez, El Mercurio Online

SANTIAGO.- Bajo el principio de que “el paso del tiempo no disminuye la culpa de los asesinos”, el centro Simon Wiesenthal lanzó hoy en Chile la “Operación Última Oportunidad” destinada a encontrar a criminales nazis con el fin de que sean juzgados.

La iniciativa, que incluye una recompensa de diez mil dólares para quienes proporcionen “información relevante” que conduzca a su “procesamiento y castigo”, fue promocionada en Santiago por el director del centro en Israel, Efraim Zuroff, además del presidente de la Comunidad Judía de Chile, Gabriel Zaliasnik.

Aunque la intención es encontrar a cualquier criminal de guerra nazi oculto en la región, los esfuerzos de la organización apuntan principalmente a dar con el paradero del “doctor muerte”, Aribert Heim, quien asesinó a miles de personas en los campos de concentración y se piensa puede estar en Sudamérica, hipótesis que es reforzada porque una hija suya reside en Puerto Montt. En su caso, la recompensa asciende a 310 mil euros.

“Ustedes se preguntarán por qué hacemos esto ahora después de tantos años, buscando gente anciana”, comentó Zuroff, quien explicó que su convicción indica que “el paso del tiempo no disminuye la culpa de los asesinos”.

“La gente que cometió crímenes de estas características no merece premio por haber llegado a viejo. El haber llegado a esta edad sin haber sido juzgados no los convierte en personas justas”, argumentó.

Entrega de Información

Quienes tengan información sobre el paradero de sospechosos, pueden aportar datos, si lo desean en forma anónima, a los teléfonos (07) 701 23 56, 499 14 25 o al e-mail operacionultimaoportunidad@gmail.com. Para mayores antecedentes, se puede acceder a la página web de la organización. 

Junto con manifestar que “estamos corriendo contra el tiempo” en esta última operación para encontrar a los criminales, el director del centro Simon Wiesenthal en Israel explicó que la información deberá pasar tres filtros: ser creíble, que la persona en cuestión esté viva y en condiciones físicas y mentales de ser sometida a proceso y que no haya sido llevada a juicio previamente.

Zuroff descartó que la iniciativa sea motivada por un afán de venganza, sino de justicia y de una “obligación moral hacia las víctimas”, esgrimiendo que “venganza sería encontrarlos y ejecutarlos inmediatamente. Nosotros queremos que vayan a una corte y tengan un juicio justo”.

Finalmente, expresó su esperanza en que las personas puedan entregar información, indicando que a veces un dato trivial puede contribuir a identificar a un sospechoso, y manifestó su convicción de que, a diferencia del pasado, hoy en Chile y en América Latina “existen las condiciones” para entregar a los posibles criminales.

Por su parte, el presidente de la Comunidad Judía de Chile, Gabriel Zaliasnik, expresó que ésta constituye “una gran oportunidad para nuestro país de poder restablecer algo que nunca debió ocurrir, que fue el refugio que se le dio a Walter Rauff”, creador del sistema de exterminio con cámaras de gas, quien nunca fue extraditado y vivió en Chile hasta su muerte, en 1984. 

——

Ojala estén todos bien.
Mario,

Anuncios

Israel: Temor por la seguridad

En la página de la Red de Acciones Urgentes de Amnistía Internacional:

Israel: Temor por la seguridad
Civiles palestinos de la Franja de Gaza

La Fuerza de Defensa israelí ha matado a más de 100 palestinos durante una incursión de cinco días en la Franja de Gaza que acabó el 3 de marzo. Entre las víctimas hay extremistas palestinos implicados en ataques contra Israel, pero, según la información disponible, al menos la mitad de ellas son civiles desarmados, que no participaban en los combates, y de éstos, al menos 25 son menores. Según informes, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, ha manifestado que este tipo de acciones militares podrían repetirse si los grupos armados palestinos continúan disparando cohetes contra Israel. Amnistía Internacional teme que, si no se ejerce una fuerte presión sobre el gobierno israelí, haya nuevos ataques en los que el uso temerario y desproporcionado de la fuerza cause otra vez muertes de civiles palestinos no implicados en los combates.

En lo que va de año, los ataques de Israel contra la Franja de Gaza han matado a más de 230 palestinos, muchos de ellos civiles. El gobierno israelí afirma que se trata de ataques selectivos contra extremistas, emprendidos en respuesta a los centenares de cohetes que los grupos armados palestinos lanzan desde Gaza contra la población civil de las ciudades del sur de Israel. El 27 de febrero murió un civil israelí en uno de estos ataques con cohetes, y decenas más resultaron heridos como consecuencia de ellos. Sin embargo, los recientes ataques de la Fuerza de Defensa Israelí son desproporcionados y superan las medidas legítimas que las autoridades israelíes tienen derecho a tomar en respuesta a las agresiones de grupos armados.

Según información del 2 de marzo, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, también ha dicho que las autoridades israelíes están considerando la posibilidad de utilizar artillería contra los lugares desde los que se lanzan los cohetes palestinos aunque estén situados en zonas pobladas de la Franja de Gaza. El uso de artillería de este modo causará casi inevitablemente más muertes entre la población civil palestina del territorio.

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA

Las autoridades israelíes mantienen un bloqueo contra la Franja de Gaza desde junio de 2007, cuando Hamás tomó por la fuerza el poder allí. El bloqueo impide casi totalmente la entrada y salida de personas y productos de Gaza. Quienes quieren salir de allí deben pedir un permiso a la autoridades israelíes, pero éstas lo conceden en muy pocos casos, por lo que hay muchas personas heridas o enfermas que no pueden hacerlo. Se han impuesto estrictas restricciones a la entrada de productos a la Franja de Gaza, y las exportaciones están prácticamente prohibidas. Según información publicada el 3 de marzo por la Organización Mundial de la Salud (OMS), los hospitales donde se atiende a las centenares de personas heridas en los recientes ataques israelíes carecen de equipos médicos que funcionen debidamente. En la información de la OMS se indica que, según el Ministerio de Salud de Gaza, en “las principales farmacias hay disponibilidad cero” de 85 medicamentos básicos, “en su mayoría fármacos necesarios para los quirófanos y las intervenciones de emergencia”. El 4 de marzo, los organismos de la ONU dijeron que de un total de 87 ambulancias, 30 no estaban en funcionamiento por falta de combustible; y los hospitales tienen combustible para los generadores sólo para cuatro días más.

Las autoridades israelíes justifican sus ataques y el bloqueo de la Franja de Gaza señalando que los grupos armados palestinos continúan lanzando desde allí cohetes contra el sur de Israel, donde ponen en peligro a la población civil israelí. Amnistía Internacional continúa pidiendo a los grupos armados palestinos que pongan fin a tales ataques contra civiles e insta una vez más a Hamás y a la Autoridad Palestina a que impidan los ataques y hagan rendir cuentas a quienes los efectúan.

Entren y actúen
Mario.