Paranoia Hermenéutica 3 (…a propósito de Marguerite Duras)

Veía el otro día una reposición de Apostrophes, donde Bernard Pivot entrevistaba a Marguerite Duras, un monstruo de escritora, de esas que crean espacio con sus libros.

El asunto es que en medio de la entrevista la Duras lanzó un juicio demoledor contra Jean-Paul Sartre; a saber, “Sartre no era un escritor” Bataille, Blanchot escribían, pero Sartre no. Y lo justificaba diciendo que cuando Sartre escribía, la escritura era sólo una preocupación secundaria, frente a lo ideológico, lo discursivo, la filosofía, etc…

Y bueno…, entonces… ¿Qué es escribir?
¿Qué es la escritura entonces?

¿Es posible sumerguirse en la escritura como lugar o como tiempo y, perderse en sus topologías, llevando a cabo extraordinarios descubrimientos geográficos, sin ninguna preocupación, pretención o intención extra-escritural?

La entrevista maravillosa; en lo que hace tema a la relación vida-política planteda por Duras, da ya para horas y horas y páginas y páginas de escritura. De esa escritura que una vez más me entra en crisis; pues si antes no sabía si se me entendía o donde ponía el cuerpo…, hoy ni siquiera se si escribo.

Pero que haya límites al escribir, no significa que los haya al leer.

Dejo aquí linkeado El Amante de la China del Norte, por si alguién lo quiere leer.

Y porque no… El Mal de la Muerte.

Ojala estén todos bien.
Mario.

Paranoia Hermenéutica 2

¿Qué pasa cuando uno dice algo y no se lo entienden?
¿Cuando uno dice algo y no lo quieren entender?
Y si se lo entienenden ¿Habre dicho lo que quería decir?
Y cuando uno escribe, la cosa es peor. Porque la palabras unas veces puestas ya no nos pertenecen. Y pueden ser utilizados con los más diversos motivos.
Y cuando citamos a otro la confusión aumenta, sus palabras se confunden con las nuestras, sus intenciones con las nuestras, sus miedos con los nuestros…

En filosofía -la verdad- eso no me importa mucho.
Porque cuando cito a Platón es claro que hoy no podría sostener una posición como esa.
Y porque claro, la Filosofía despues de todo -aunque le hayamos dedicado nuestra vida- no es algo tan importante

Pero en nuestras relaciones personales…
Ahí la cosa es distinta.

Cuando hablamos con alguien que nos importa, con alguien en quien confiamos y no entiende lo que decimos y cuando confunde las posiciones de otros con las nuestras…, pese a que se lo expliquemos….

Y entra el anaálisis y el sobre-análisis.

La cosa es distinta…
Y duele, porque nos jugamos con el cuerpo, porque nos jugamos con el alma…

¿Podra existir la comunicabilidad?

Espero que sí…

Paranoia Hermenéutica

Paranoia Hermenéutica.
Tipeo desesperado las palabras para mi ponencia de mañana sobre la Relación entre el Concepto de Verdad en Santo Tomás de Aquino y el primer Heidegger a la luz del Oscurecimiento de la Metafísica en la Escolástica Posterior”.

Y no puedo evitarlo, la Paranoia Hermenéutica me asalta.

¿Se entenderá lo que digo?

¿Lo estoy diciendo claramente?

O incluso ¿estoy diciendo lo que quiero decir?!!!

Creo que una vez ya escribí sobre eso (aquí o en otro blog) y la verdad esta paranoia es algo que no me abandona.

Esperemos que mañana todo salga bien.

Alqáno
Un beso en la oscuridad