Volver al Centro.

Volver al centro, la mano izquierda sobre la derecha, los pulgares -rectos- tocándose, delicadamente, ni montañas ni valles…
El mentón recogido, estirada la nuca, en loto las rodillas, tocando el suelo.
La respiración…, llega sola…

Simplemente sentado.
No desear.
No esperar.
Simplemente sentado…
Sin objetivo…

Zazen…

Shikantaza.

Zen Garden – Kokin Gumi


Tozan

Ojala estén todos bien.
Mario.

Anuncios

Shikantaza

Hoy me llegó a traves de facebook un mensaje hermosísimo. En el grupo Amigos del Budismo, un chico subió un video de Kitaro; una belleza. Y firmaba su mensaje escribiendo: “Unidos por el Nirvana”.

Y resulta que me acuerdo de Octavio Paz, cuando afirmaba la Soledad como condición común de lo latino-américano.
Es interesante. Lo común es lo incomunicable, precisamente aquello que no podría construir comunidad es lo que la fundamenta.

Y nos sentamos en silencio, las rodillas en tierra, la espalda recta, la pelvis adelante, las piernas cruzadas, las manos unidas, los pulgares unidos (ni montes, ni valles). Respiramos, lenta, poderosa, naturalmente.
Un niño que nace.
Un loto que se abre al infinito.

En silencio.
En soledad.
Simplemente nos sentamos…
Shikantaza.

Y allí, en la soledad, en la incomunicable soledad, descubrimos que no estamos solos, pues somos todos y todo, una y la misma cosa.
Que tuvimos que perdernos, que tuvieron que perdernos, para al fin poder encontrarnos…, con todo.

Sentarse en silencio…, y ser arbol, hombre, río, montaña.
Shikantaza.

Un regalo para todos los que puedan pasar por este blog, el video de Kitaro que motivo todo este recuerdo.

KITARO – Matsuri

Que esten todos bien.
Mario.